350 beneficiarios de la parroquia Abdón Calderón, del cantón Santa Isabel de la provincia del Azuay, inauguraron el pasado viernes 16 de diciembre, una obra de potabilización de agua como parte del Proyecto de Fortalecimiento de la Resiliencia de las Comunidades ante los efectos adversos del Cambio Climático con énfasis en la Seguridad Alimentaria (FORECCSA).

 El Proyecto FORECCSA fue implementado por El Ministerio del Ambiente (MAE) en conjunto con el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP) como parte del convenio de Cooperación Técnica que tiene intervención en la cuenca del río Jubones.

 Como parte de las medidas de adaptación al cambio climático se implementó el proyecto de mejoramiento del sistema de potabilización de agua para consumo humano, como una estrategia para la seguridad alimentaria frente a la sequía de la parroquia Abdón Calderón y las comunidades Portovelo Chico, Portovelo Grande y San Javier.

 El evento de inauguración se realizó con la presencia de los beneficiarios y autoridades locales, aquí se pudo apreciar los tanques con filtros avanzados que permiten el acceso al agua potable a los miembros de la parroquia.

 La inversión total de este proyecto es de 100 mil dólares entre las entidades participantes del convenio, así como el Consorcio Público de Gobiernos Autónomos de la Cuenca del Río Jubones (CCRJ), quien es el ejecutor del proyecto para la zona.

El Proyecto FORECCSA está enmarcado y alineado a la Constitución de la Política del Ecuador y al Plan Nacional de Desarrollo para el Buen Vivir, además de trabajar con énfasis en seguridad alimentaria y consideraciones de género; el mismo se ejecutó en la cuenca del Jubones, así como en la provincia del Pichincha, y beneficiará a un total de 15.000 familias que viven en ecosistemas de mayor vulnerabilidad a los efectos adversos del cambio climático.

 Se espera que el proyecto fortalezca la capacidad de adaptación al cambio climático de las comunidades beneficiarias. Carlos Barros, beneficiario de la parroquia Abdón Calderón, agradeció la implementación de esta obra que permite el acceso al agua potable, un problema que ha sido recurrente en su parroquia. 

FORECCSA se trata de un convenio interinstitucional en el que intervienen el MAGAP, el Fondo de Adaptación del Proyecto de Kyoto (como ente financiador del proyecto), Ministerio del Ambiente (responsable de la ejecución a escala nacional), Gobierno Autónomo Descentralizado de Pichincha, Consorcio de la Cuenca del Río Jubones y el Programa Mundial de Alimentos (como agencia multilateral de implementación).

Fuente: Magap | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here