Un informe de coyuntura económica del país, hecho por investigadores del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG), determinó que en el segundo trimestre de 2016 el PIB trimestral volvió a cifras positivas con un aumento del 0,6%. Esto se dio pese a todas las desavenencias presentadas desde 2015 por la caída del petróleo y la apreciación del dólar, factores que no auguraban una alentadora proyección.
Según la investigación, el optimismo proviene de un cambio de tendencia. La variación del PIB trimestral de este año está marcada por el incremento de las exportaciones en un 5%, que contribuye en un 1,35% al PIB, además del incremento del Gasto en Consumo Final del Gobierno que registró un 1,6%, aportando al PIB trimestral un 0,23%.
En cuanto al Valor Agregado Bruto (IVAB), durante el período señalado, las cifras reflejaron un mejor comportamiento de los precios del petróleo en la actividad económica, así como una positiva perspectiva para el resto de sectores. En este caso, la variación trimestral del VAB no petrolero fue de 0,3%, mientras que la del VAB petrolero fue del 2,7%.
De acuerdo a esta proyección, el sector de ‘Acuicultura y Pesca de Camarón’ experimentó un crecimiento del 16,7% en el trimestre señalado y un 84,25% si se toma la referencia de los datos interanuales.
Sin embargo, se reconoce a la ‘Enseñanza, Servicios Sociales y de Salud’ como el sector que más aportó con un 3,3%, subiendo el PIB trimestral a 0,29% puntos. Le sigue el de ‘Suministro de Electricidad y Agua’ como la actividad que va en aumento con 9% en términos trimestrales y 33,6% en forma interanual; y finalmente el tercer factor que inyectó dinamismo y crecimiento económico fue la ‘Refinación de Petróleo’, por la repotenciación de la Refinería de Esmeraldas que hoy ya está en la capacidad de procesar 110.00 barriles al día, incrementando su capacidad.
A estas positivas noticias se suma el desempeño que registró la recaudación tributaria. Datos del Servicios de Rentas Internas mostraron que desde agosto del presente año se registró una mejoría que empató en octubre con un crecimiento interanual del 4%, cifra que no incluye los tributos obtenidos por la Ley de Solidaridad. En noviembre la recaudación interanual subió un 5%, lo que resulta en $13.200 y $13.300 millones, pero no supera a lo obtenido en 2015 por el valor de $ 15.489 millones.
De igual forma este estudio presenta los valores negativos que han sufrido otras actividades. Por ejemplo, el sector de la construcción con una caída del 2,3%, el de ‘Alojamiento y Servicios de Comida’ que descendió a 2,8% y el de ‘Correos y Comunicaciones’ que bajó a 72%.

Fuente: El Telégrafo | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here