Cada año este festival adquiere más renombre por la calidad de la oferta y por la calidez de su gente.

La Asociación de Productores Agropecuarios de Quillopungo y el Ministerio de Agricultura Ganadería Acuacultura y Pesca (MAGAP) invitan al XI Festival del Cuy a desarrollarse este domingo 4 de diciembre en la Unidad Educativa “Los Cañaris”, en la parroquia Luis Cordero del cantón Azogues.

Para presentar esta feria estuvieron ayer, en el parque central de la parroquia, funcionarios del MAGAP, autoridades de la parroquia, y algunas de las mujeres que serán las anfitrionas del festival, quienes se vistieron con el atuendo tradicional y festivo que usan las mujeres rurales que habitan en ese sector: pollera, blusa blanca, paño colorado y sombrero de copa baja.

No falto el vaso de chicha y el cuy asado para compartir con los presentes; también estuvo la mascota de festival que este año presenta como novedad la elección de la “Reina del Cuy” y su corte de honor.

En el evento que iniciará a las 09:00 se exhibirán cuyes vivos, se venderá cuyes reproductores y platos típicos. A las 10:30 iniciarán los concursos del cuy más pesado, del cuy mejor disfrazado, carrera de cuyes, y cuy ciego.

Laura Peralta, presidenta de la Asociación de Productoras Agropecuarias de la comunidad de Quillopungo, invita a los habitantes del austro a visitar la parroquia Luis Cordero para admirar sus paisajes, conocer a su gente y degustar uno de los platos típicos que caracteriza a este sector del Cañar, donde la vocación aún sigue siendo el trabajo agropecuario.

El costo de cada plato de cuy asado, papas y mote será de 18 dólares; también se ofrecerá chicha de jora, y habrá otros platos como el caldo de gallina, seco de pollo y empanadas.
Viviana Redrován, funcionaria del MAGAP, destacó el trabajo que realiza esta cartera de estado en todos los componentes agrícolas y agropecuarios, con asistencia técnica para la crianza de animales menores, mejoramiento de pastos, y comercialización.

Manuel Rojas Verdugo, presidente del Gobierno Parroquial, comento que durante los 11 años que lleva vigente este festival, es evidente el progreso y el apoyo de la gente, lo que ha obligado a los productores a seguir mejorando la genética e incrementando la producción, la misma que es un componente importante de la economía de los habitantes de la parroquia, ya que en cada casa hay un galpón que se va incrementado.

En los hogares de los habitantes de la parroquia hay un galpón con al menos 10 ejemplares. La venta de estos animales resuelve muchas necesidades, como la compra de uniformes y útiles escolares, concluye Manuel Rojas. (DCC)-(I)

 

Fuente: El Mercurio | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here