Oca, zanahoria blanca y camote son algunos de los alimentos con los que se está combatiendo la desnutrición infantil de niños de 1 a 3 años que acuden a los Guagua Centros que están distribuidos por toda la ciudad.

En los platos de los menores, estos ingredientes se combinan para crear menús completos de acuerdo con sus necesidades, explica la nutricionista del Patronato San José, Adriana Mayorga.

Planificar una carta alimenticia para niños de esta edad fue un proceso largo que incluyó una experiencia previa en la que se tomaron en cuenta los conocimientos de las educadoras y las directoras de los centros de cuidado, quienes están cerca de los pequeños y entienden sus preferencias alimenticias.
Antes que nada, Mayorga menciona que la dieta no puede ser igual para todas las personas en ninguna edad pues depende de varios factores como las necesidades calóricas según la actividad física o la deficiencia de vitaminas o minerales que se tenga.

Inclusive, la experta menciona que las necesidades y preferencias son diferentes dependiendo de la zona en la que se encuentren los niños. Sin embargo, aunque las combinaciones son variables, el número de comidas diarias son constantes, lo que ha logrado que el 72% de los niños que entraron con desnutrición la superaran y el 90% que llegaron con anemia también se recuperara, según un estudio que se realizó en los Guagua Centros.

Complementos

Cada dos horas, los pequeños que se encuentran en estos espacios municipales reciben su alimentación: el desayuno, el refrigerio de media mañana, el almuerzo y el refrigerio de media tarde. Luego de esto, entra en juego la corresponsabilidad que se tiene con los padres, menciona Mayorga.

En casa, los niños reciben la merienda y completan las cinco comidas diarias que recomiendan los expertos. “Antes no sabía que mi hija tenía que comer los alimentos en porciones para crecer sana”, dice Carmen Paca, madre de Sayani, de 1 año y 6 meses.

Ellas son las nuevas beneficiarias del Guagua Centro La Merced, donde como en todos los espacios del proyecto se entregan los menús diarios a los adultos para que conozcan cómo se alimentan sus hijos.

Esto es importante recalca Mayorga, pues muchos padres se acercan a preguntar por recetas con ingredientes que no conocían y se interesan más por la nutrición gracias a sus pequeños. (PCV)

Fuente: La Hora | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here