La Argentina es el primer exportador mundial de peras y también un jugador relevante en el negocio de las manzanas. Pero un problema importante que tiene esta cadena, que en buena parte de concentra en el Alto Valle del Río Negro, son las pérdidas de calidad de la fruta en la poscosecha.

“La principal causa de pérdida en esa etapa es la escaldadura superficial que se presenta como un pardeamiento difuso en la piel del fruto, que incumple las cualidades del producto que se requieren para su comercialización en mercados internacionales”, explican los especialistas del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

Por eso desarrollaron un recubrimiento para la fruta, que está basado en una sustancia natural, como lo es la proteína de la soja, y que permite reemplazar las formulaciones comerciales que contienen difenilamina (DPA) y etoxiquina (ET) debido a que la Unión Europea (UE) ha restringido seriamente su uso como aditivos alimentarios.

Los polímeros naturales como proteínas, polisacáridos y lípidos se utilizan como recubrimientos comestibles con el objetivo de preservar la calidad nutricional de alimentos, ya que los protegen de daños microbiológicos y cambios en sus atributos sensoriales. A su vez, tienen la versatilidad de poder ser formulados con ingredientes activos como aditivos antioxidantes, antimicrobianos y antifúngicos que permiten extender la vida útil del alimento.

Argentina produce 1,8 millones de toneladas de manzanas y peras, distribuido casi por partes iguales. El mayor porcentaje de la producción de peras se destina a la exportación y en manzanas se exporta un 22%.

Es el principal país exportador de peras, con un volumen de 460.000 toneladas. Lo sigue China, con 430.000 toneladas y la Unión Europea con 260.000 toneladas. Rusia es el principal importador, seguido por la Unión Europea.

Como referentes mundiales en la producción de estas frutas, desde el INTI se consideró necesario el desarrollo de un recubrimiento natural, el cual se realizó incorporando ácido ascórbico (AA) como aditivo antioxidante.

Los resultados reflejaron que la incorporación de AA puede ser una alternativa viable a la sustitución de los aditivos actualmente utilizados y, cuyos límites máximos permitidos han sido seriamente disminuidos por la UE.

Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here