Pese a calificar como interesante al Acuerdo Comercial Multipartes entre Ecuador y la Unión Europea (UE), el sector de comercio justo del país espera conocer más detalles sobre los beneficios que trae dicho entendimiento, vigente desde el 1 de enero.
Así lo mencionó Wiliber Ibarra, gestor de Fortalecimiento y Desarrollo de la Coordinadora Ecuatoriana de Comercio Justo (CECJ), que trabaja con organizaciones de comercio justo certificadas, entre ellas bananeras (incluye al guineo orito), cacaoteras, cafetaleras, quinua aromática y panela granulada.
Indicó que a la organización nacional llegó “cierto tipo de información”, pero que aún no se ha debatido bien el contenido del convenio, el cual según su perspectiva generará una mayor competitividad con los productores certificados de Bolivia, Perú y Colombia.
“Después de lo que nos han mostrado se ven bastantes beneficios, por ejemplo, la exoneración de aranceles para muchos de los productos que se exportan, por lo que, viendo desde el punto de vista de los productores y exportadores que están dentro del comercio justo, cabe preguntarse ¿por qué se demoraron tanto en firmar un acuerdo así?”, enfatizó Ibarra.
Agregó que dentro de la Coordinadora Ecuatoriana de Comercio Justo hay más de 6.400 productores involucrados directamente en la actividad, que al multiplicar por 5 personas por familia, se hablaría de más de 30.000.
Para Catalina Sosa, representante de la Fundación Sinchi Sachaque, que es parte de la Organización Mundial del Comercio Justo para Latinoamérica (WFTO-LA, por sus siglas en inglés), la preocupación pasa por el tema de lácteos, porque “el pequeño productor no puede competir con productos probablemente procedentes de Europa, que vienen a un precio muy bajo”.
Mientras que en agricultura, Sosa señaló que la duda pasa por el tema del maíz, ya que “no estoy segura de si hay salvaguardias para este tipo de productos”.
No obstante, en artesanías los beneficios serían interesantes con el acuerdo comercial porque “tenemos excelente calidad en estos productos que se exportarían a Europa con impuestos más bajos”, sobre todo por ser una de las plazas de venta de comercio justo más importantes del mundo (allí es donde más se ha desarrollado y está el consumidor más responsable).
“El grupo de comercio justo certificado por WFTO exporta, en alimentos en general y artesanías, más o menos $ 40 millones al año. Esta cifra sube contundentemente en una cantidad de productos, sobre todo banano, café y cacao, que son enviados a mercados de comercio justo directamente por organizaciones no certificadas, pero que tienen compradores de este sector en Europa”, explicó Sosa.
Agregó que cada año suben 20% las compras de los bienes de comercio justo de su grupo.
Acotó que la delegación de la UE en Ecuador convocó a actores que comercializan productos de comercio justo artesanal a una reunión, en fecha aún por definir, para hacer un buen diagnóstico y una posible reestructuración y apoyo para mejorar la exportación de este sector.
“El acuerdo comercial abre buenas perspectivas de que mejoren las ganancias para el pequeño productor, por lo que me imagino que todos los sectores están preparándose para hacer una oferta importante y aprovechar el tratado”, subrayó Sosa.
Fuente: El Telégrafo | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here