El anuncio lo hizo el propio alcalde Agustín Casanova durante una inspección de avance de obra del plan de alcantarillado que se construye en el balneario portovejense, desde hace dos semanas.

Aurelio Molina, quien a sus 52 años ha realizado la actividad de “desbuchar” pescado en Los Arenales, espera que la obra sea realidad ya que así podrán trabajar tranquilo, generar recursos para sus hogares y garantizar la calidad del producto para que tenga un buen precio, indicó.
Narciso Álava, por su parte, asiduo comprador de pinchagua y visitante del balneario, dijo que la salida de los expendedores permitirá que más bañistas lleguen a ese sector sin riesgo de encontrarse con malos olores, problema que por temporada se presenta en el sitio.
Inversión.
Según Agustín Casanova, el eviscerado no estaba en los planes, “lo conversé con el presidente de la República el 29 de mayo y fue uno de los mayores pedidos, ya que Crucita no podía ser un destino de calidad con la contaminación que genera el eviscerado en la playa”, expresó.
El burgomaestre añadió que el mandatario Rafael Correa aceptó el proyecto, “y esa obra arrancará a un costo de 30 millones de dólares; se construirá con dinero del Fondo de Solidaridad. Vamos a estar atrás para que esa obra se haga con la última tecnología y particularmente con la funcionalidad que debe tener para que sirva de manera efectiva a nuestros pescadores de esta parroquia”, sostuvo.
Casanova mencionó que Crucita tendrá obras importantes como alcantarillado, agua potable, malecón, regeneración de la playa, eviscerado, planes de vivienda, “es decir, la infraestructura que tenemos que poner desde lo público en los distintos ámbitos”, acotó el alcalde.
Fuente: El Diario | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here