La temporada invernal en sus inicios ha causado estragos como inundaciones y desbordamientos de quebradas que han causado aislamiento. Son varias las provincias afectadas en las tres regiones, Costa, Sierra y Oriente.

En Azuay, entre el lunes y martes, el cantón Ponce Enríquez registró problemas de creciente de ríos y quebradas, producto del invierno. Varios sectores donde están planteles educativos se vieron afectados por la acumulación de agua; además, la planta de tratamiento de aguas residuales, resultó con averías en un 50 %, al momento se gestiona ayuda con maquinaria para retirar el sedimento acumulado, informó el alcalde Manuel Espinoza.

Se trata de una infraestructura nueva que lleva operando solamente un mes, sin embargo, el fuerte temporal que inundó el área ocasionó inevitables daños; la medida inmediata es trabajar en la limpieza y encausamiento del río Chico, que es el que se desbordó, para ello tras la reunión del COE, se resolvió gestionar recursos a través de la regional Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos, y solicitar ayuda con maquinaria a la Prefectura, agregó el personero municipal.

Asimismo, hubo derrumbes que causaron el taponamiento momentáneo de la vía Ponce Enríquez-Bella Rica, misma que fue habilitada por intervención de las empresas privadas dedicadas a la minería.

Según señaló el alcalde, la lluvia fue intensa y por un lapso de 12 horas continuas desde las 20:00 del lunes, lo propio ocurrió el martes, sin embargo desde el miércoles, el invierno cesó y por el momento no hay inconvenientes.

Galo Sánchez, titular regional de la Secretaría Nacional de Riesgos, reiteró que los trabajos de recuperación de la planta de tratamiento de aguas residuales está a cargo del municipio ponceño, y que no hubo necesidad de evacuación alguna. Además dijo que en el barrio La Florida se inundaron tres casas, tema que fue resuelto por el Cuerpo de Bomberos.

Sobre vialidad, no se han presentado mayores inconvenientes en la red estatal, excepto en la Cuenca-Molleturo-El Empalme, kilómetro 53, donde ya se ha rehabilitado el carril que quedó taponado. La Prefectura del Azuay tampocó registró hasta la atrde de ayer, problemas en las vías de su competencia.

Aislados

En la provincia de El Oro, también el invierno hizo de las suyas, unas 40 familias que suman unas 200 personas, quedaron incomunicadas en sitios como El Porvenir (cantón Pasaje), y Luz de América (cantón Chilla), por la creciente del río Casacay que destruyó el único paso provisional que servía a estas localidades que a la vez se quedaron sin energía eléctrica, según diario El Telégrafo.

Ya hace un año la creciente del mismo río destruyó el puente, por lo que se hizo el paso provisional que ahora tampoco está, ante ello, habitantes como Miriam Nagua, a través de MP Noticias, piden ayuda a las autoridades, pues al momento cruzan utilizando pedazos de madera y piedras, arriesgando su vida y la de sus pequeños que llevan en brazos.

En la vía Loja-Zamora, a unos 13 kilómetros de la capital de la provincia oriental, el Ministerio de Trasporte y Obras Públicas (MTOP), a través de la dirección provincial, trabaja desde ayer en la instalación del puente bayle que fue llevado de Cuenca, para rehabilitar el paso, lo cual está previsto para este sábado, según la gobernadora de Zamora Chinchipe, Zobeida Gudiño.

Ella destacó la reacción inmediata del MTOP, a través de su director, Jaime Calderón, quien gestionó en Quito el traslado del puente para superar la emergencia vial. Mientras se instala la estructura metálica, está habilitado el paso por la vía antigua, en el tramo La Fragancia-El Retorno, con horarios específicos y con vigilancia policial.

 

 

Fuente: El Mercurio | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here