En Ñamarín, comunidad de Nabón, varias organizaciones se han unido; temen contaminación por minería.

En la comunidad Ñamarín y otras aledañas, pertenecientes a la parroquia Cochoapata, del cantón Nabón, hay una gran preocupación entre los habitantes, por los efectos negativos que podría devenir de la minería metálica que se prevé realizar en la cima del cerró Mozo, lugar donde nacen las vertientes que constituyen la fuente de la cual se sirven las decenas de familias de la zona.

Estamos preocupados por la contaminación de las fuentes de agua que se nos viene, ya que las mismas están ubicadas en las faldas de cerro Mozo, pues de ahí nosotros obtenemos el agua para el consumo y para el riego de nuestros cultivos, manifestó Remigio Capelo, morador y líder de Ñamarín.

Dijo que los habitantes han resuelto realizar una asamblea general a la que se espera asistan unas 350 personas, en la Casa Comunal de Ñamarín, para analizar esta problemática y resolver acciones.

Así, el próximo sábado 28 de enero a las 10:00, se cumplirá la cita, en el lugar mencionado. El tema central es analizar la situación de riesgo en el que se encuentran dos sistemas de agua potable y uno de riego, por efectos de la minería.

Participarán de la cita, representantes del colectivo Yasunidos, de la Asamblea de los Pueblos del Sur, y de otras organizaciones defensoras del agua, además activistas antimineros, y autoridades locales y cantonales invitadas, según informó Capelo.

Convocantes

Para organizar y convocar a esta asamblea se han unido el Comité Pro Mejoras de Ñamarín, la Asociación de Artesanos, la Junta Administradora de Agua Potable, y la Asamblea de los Pueblos del Sur.

“Nosotros tenemos tres captaciones para el sistema de agua potable de Ñamarín, a través del canal de riego de Chorro Blanco, que tiene una longitud del 10 kilómetros, mismos que cruza las faldas del cerro Mozo, y además hay el canal de Ulucata que también es de unos 10 kilómetros. Todo esto está en riesgo porque están justo en el lugar donde va a comenzar el trabajo de la minera”, agregó el morador.

Familias

La alcaldesa Magali Quezada, quien dijo que asistirá invitada por la comunidad, corroboró que se afectaría el sistema de agua potable de Ñamarín y el sistema de agua potable de Uduzhapa, que suman unas 300 familias usuarias; además se afectaría el sistema de riego de Uduzhapa y el que sirve a Ñamarín y Ulucata.

 

Fuente: El Mercurio | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here