Durante los próximos cinco meses, la captura y la comercialización de langostas verdes y rojas estará prohibida en territorio continental ecuatoriano.

El viceministerio de Acuacultura y Pesca informó que desde ayer 16 de enero arrancó el periodo de veda para estas especies, el cual estará vigente hasta el 16 de junio próximo.

Más de 270 inspectores a nivel nacional realizarán los controles en puertos, muelles, playas, centros de acopio y restaurantes del país para evitar el expendio.

La veda tiene como objetivo mantener la sostenibilidad del recurso ante la sobreexplotación que sufre en su medio natural, según esa cartera.

Erklin Quintero, director de Control de Recursos Pesqueros del ministerio de Agricultura, dijo que una vez que se cumpla la veda, solo se podrá capturar, transportar, procesar y comercializar la langosta cuyo tamaño sea igual o mayor a 26 cm de longitud total.

Esta medida se considera desde el extremo anterior del rostro-origen de las antenuelas hasta el extremo posterior de la cola. No se podrán capturar las hembras ovadas.

La langosta verde (Panulirus gracilis) es una de las especies más comercializadas en la zona norte de Cojimíes, así como también en las caletas pesqueras de Jaramijó, San Mateo y Manta.

En la cola de este crustáceo se halla la mayor parte de la carne, que es apetecida para la preparación de cebiches y ensaladas.

 

 

Fuente: El Universo | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here