Trasladaba productos agrícolas que había retirado del mercado mayorista de Ambato por la vía Latacunga-La Maná cuando se encontró con deslaves que complicaron su recorrido, el viernes pasado. Y cuando creía que eso era todo, se halló con piedras por el sector La Esperanza.

Su itinerario se alteró. “Avanzamos a pasar con dificultad”, cuenta Ernesto Ortiz, transportista que entrega productos agrícolas en diferentes rutas de la Sierra y la Costa.

Las fuertes lluvias reportadas en algunas provincias han comenzado a generar esos problemas en el retiro y entrega de las cosechas.

“Nos perjudica mucho porque uno viaja con la incertidumbre de quedarse botado por ahí por los derrumbes”, manifiesta Ortiz, quien se desplaza con frecuencia por vías de Portoviejo, Guayaquil, Quevedo, Daule y Palestina.

Nicolás Yucailla, quien viaja principalmente a Huaquillas, cuenta que cuando hay mal temporal prefiere tomar medidas preventivas como quedarse estacionado en alguna estación de combustible, para evitar quedarse atrapado en algún derrumbe. Y eso en ocasiones le ha impedido llegar a tiempo a sacar carga del mercado Mayorista de Ambato.

Los transportistas comentan que algunos prefieren viajar en caravanas de cuatro o cinco vehículos, para apoyarse en caso de algún inconveniente.

Carmen Chuncho, presidenta de la nave de comercio de cebolla blanca, comenta que cuando hay lluvias fuertes y derrumbes no hay quien saque la carga. “La semana anterior no se vendió alrededor del 40% de lo que normalmente se comercializa, y eso es pérdida para nosotros”, dice la mujer.

Los productores que quieren sacar sus cosechas a los mercados mayoristas también tienen complicaciones. Ángel Medina, de Pilahuín, dice que la semana anterior hubo inconvenientes en vías de segundo orden que dificultaron sacar cultivos.

 

 

Fuente: El Universo | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here