El instituto rector de pesca en Guayaquil entregó los resultados de los estudios al Municipio de Ibarra.

Ibarra. Los análisis en relación al problema ambiental que se suscitó el 28 de septiembre del año pasado, cuando cientos de peces aparecieron muertos, dieron como resultado que la falta de oxigenación en la laguna provocó el deceso de los animales.

Desde la Unidad del Ambiente del GAD-I se informó que los resultados fueron entregados hace un mes aproximadamente, por parte del Instituto Nacional de Pesca. Dayana Albán, principal de la unidad ambiental, señaló que con esos diagnósticos se trabajará para optimizar la calidad de agua.

“En los análisis no se encontraron metales pesados ni envenenamiento, como se había comentado en primera instancia, como uno de los factores de la muerte de la especie Carpa”, dijo.

Las inspecciones que se efectúan a diario en la laguna y por las recientes precipitaciones de lluvia, determinan que la oxigenación del agua empezó a mejorar, se indicó. No obstante, se verifica el ingreso de caudales externos hacia el sitio y de esa manera se precautela que ingresen impurezas.

Hace poco tiempo, según las autoridades, se evidenciaron pocos peces muertos a orillas, lo que significa que se implementarán acciones inmediatas al respecto. A futuro, con los rubros asignados a la Unidad Ambiental, se espera contratar especialistas para la construcción de humedales para complementar la asistencia de conservación.

Los tratamientos del plan de manejo ambiental de la laguna bordean los 2 millones y medio de dólares, y contemplan actividades de reforestación en las zonas altas, así como su socialización con los moradores que residen en los mencionados sitios.

El proyecto de manejo integral está encaminado, pero que hace falta el rubro económico para emprenderlo.

Antecedentes

Al amanecer del 28 de septiembre de 2016, numerosos peces muertos aparecieron muertos a las orillas de la laguna de Yahuarcocha, situación que llamó la atención de más de una persona en el lugar.

En su momento, las autoridades ambientales locales manifestaron que son factores antrópicos y propios del sitio. Enseguida recogieron muestras de peces y de agua para que sean evaluadas por los investigadores pertinentes. En esos días se mencionó que todavía no se podía determinar las causas del suceso sin un estudio previo, por lo que se analizaron varios parámetros, entre los cuales estuvieron ambientales, biológicos, identificación de las especies presentes en la laguna y la histopatología de los órganos y tejidos de los peces afectados, también los parámetros físico-químicos en la columna de agua y sedimentos.

Tome nota

Se espera los análisis por parte de los profesionales de la UTN, que complementarían los estudios del agua de la laguna.

 

 

Fuente: La Hora | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here