Ibarra quiere seguir estando entre las tres primeras ciudades de Latinoamérica con menos contaminación.

Después de Salvador de Bahía, ciudad al noreste de Brasil, Ibarra y Ambato son las urbes con el aire menos contaminado en toda Latinoamérica. Así lo confirma un estudio que la Organización Mundial de la Salud (OMS), que se realizó durante 6 años y en el 2012 se determina que solo tres poblaciones de América Latina tienen ambientes que aún no han sido sobrecargados de gases tóxicos que afectan a los sistemas respiratorio, nervioso y coronario.

Sin embargo, esto no quiere decir que en Ibarra, el aire este del todo limpio, ya que en horas pico, el ambiente del centro y en varios puntos recibe el smog producido por una gran cantidad de vehículos que circulan a diario en la ciudad.

Por ello, y como una de las competencias ambientales que tiene Municipio, se está trabajando en los análisis de aire para determinar su calidad y así tener una base para plantear estrategias ambientales.

Según Dayana Albán, directora de Gestión Ambiental del Cabildo, el proceso de evaluación del aire se realiza a través de un sistema de monitoreo que mide el PM10, que consiste en medir a las partículas pequeñas sólidas o líquidas de hollín y cenizas, las mismas que por su tamaño son las más perjudiciales para el sistema respiratorio.

Además se hace la medición de otros contaminantes normados como SO2 (es un gas incoloro con un olor penetrante que se genera con la combustión de fósiles (carbón y petróleo) y la fundición de menas que contienen azufre), NO2 (el dióxido de nitrógeno es de color marrón-amarillento. Se forma como subproducto en los procesos de combustión a altas temperaturas, como en los vehículos motorizados y las plantas eléctricas) y O3 (es un gas de olor acre y generalmente incoloro, pero en grandes concentraciones puede volverse ligeramente azulado).

Cinco puntos de medición

Para medir todos estos componentes, el Municipio, a través de una consultoría dirigida por José Rosero, estableció cinco puntos de monitoreo en sectores estratégicos donde existe mayor contaminación por la presencia de automotores y mayor población. Entre estos está Alpachaca, Arcángel, la Av. Atahualpa, Mercado Amazonas y sector de Yahuarcocha.

Para la medición del PM10 en la ciudad, se instaló un equipo ubicado en los altos del Mercado Amazonas, pues es un punto importante para la medir del aire debido al ruido, al tráfico vehicular y por ser un centro de acopio para alimentos, sostuvo Albán.

Por su parte, Rosero, a cargo del levantamiento de información, manifestó que cada año se deben realizar los análisis de calidad de aire y que para tener datos concretos de la calidad se necesita una buena cantidad de información y a la vez requiere de tiempo.

“Con la primera información recolectada, se pretende estimar las emisiones y partículas de los incendios forestales del 2015, ya que es uno de los principales causales para una contaminación del aire; y así seguir viendo de los demás contaminantes que genera el parque automotor, relleno sanitario, entre otras”, agregó Rosero.

Por otro lado, Albán expuso cuando ya se tenga la información y toda la metodología para la medición, se crearán estrategias a favor del ambiente y en sí de la ciudadanía. “Todavía estamos a tiempo de crear nuevas estrategias, existe la ordenanza municipal, pero aún nos hace falta establecer más parámetros, lineamientos, para seguir conservando esta calidad de aire que tenemos en la ciudad”, concluyó.

 

Fuente: La Hora | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here