Las provincias peruanas de Arequipa, Huancavelica e Ica, han sido declaradas en estado de emergencia por las intensas lluvias, desprendimientos e inundaciones que se han presentado durante la semana pasada. Hasta el momento se han reportado más de una decena de fallecidos, una gran cantidad de viviendas destruidas, carreteras bloqueadas e innumerables daños materiales, así como alertas en centros médicos locales que se encuentran saturados.

Estos fenómenos naturales dieron lugar a la activación de las quebradas Huamaní, Yauca del Rosario y río Seco, en Ica, los cuales presentaron desbordes afectando cultivos de uva. Carlos Zamorano, de Provid, confirmó que se calcula que estos daños no afectarán significativamente la campaña. “Felizmente, estamos en la etapa final de nuestro proceso de cosecha y exportación, por los que los daños son mucho menores de lo que hubieran podido ser de haberse producido unas semanas antes”.

“Hay empresas que no se han visto afectadas en absoluto debido a que ya habían terminado su cosecha, mientras que otras han tenido que apurar la cosecha para no tener pérdidas. En un comienzo se reportaron demoras en la exportación, pues algunos productores tenían la fruta ya cosechada y en los centros de empaque, pero con dificultades de acceso para los camiones. En estos momentos ya se vienen regularizando los procesos y son solamente unos cuantos productores con fruta en los viñedos”, afirmó Zamorrano.

El balance total de las pérdidas en estos momentos es aún incierto, pero se espera que el porcentaje sea poco significativo dentro de los volúmenes totales de exportación de toda la campaña.

 

 

Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here