Desde que se promulgó el Tratado de Libre Comercio de América del Norte en 1994, los productores de tomates, pimientos, fresas y otros cultivos de especialidad de Florida se han visto golpeados por importaciones baratas de México, donde los costes de mano de obra son más bajos y hay menos regulaciones.

Por desgracia para los productores de Florida, la temporada de cultivo de invierno coincide con la de México, lo que provoca una competencia directa y sobreoferta, lo cual se traduce en precios de mercado que, en ocasiones, están por debajo de los costes de producción.
El lunes, Trump dijo al primer ministro canadiense Justin Trudeau que el impacto del tratado en las relaciones de Canadá y Estados Unidos es «una situación mucho menos grave que la que ha tenido lugar en la frontera sur».
«Vamos a trabajar con México», aseguró Trump, declaración de la que se ha informado ampliamente. «Vamos a hacer un trato justo para ambas partes».
Zhengfei Guan, profesor asistente del Departamento de Economía Alimentaria y de Recursos en la Universidad de Florida, señala: «El sector hortofrutícola ha estado haciendo frente a una tremenda presión por parte de los productos importados, en especial el segmento del tomate y de la fresa».
Cuando se promulgó el TLCAN, la tasa de cambio era de tres pesos por dólar. Ahora, se acerca a los veintiuno. Cuanto más barata es la divisa mexicana, menor es el coste de la producción y del envío.
«Parece que los tomates siempre están en el foco de atención», afirma Tony DiMare, vicepresidente de DiMare Fresh, una de las mayores productoras de tomate del estado. «Y no solo afecta a los tomates, se ven afectados muchos productos de gran consumo. Si México comienza a producir cualquiera de ellos, es cuestión de tiempo. No existe ningún límite ni control por volumen, y así es como están destruyendo y acaparando cuota de mercado de forma injusta».
«Estamos sufriendo las consecuencias de ello. Incentiva todavía más a los productores mexicanos a exportar tanto como puedan para cobrar en dólares estadounidenses. Trump lo comprende perfectamente», asevera DiMare. «Todavía está por ver si se puede hacer algo».
Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here