El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, INTA, desarrolló un nuevo cultivar de nectarina para aumentar la oferta disponible en la provincia de Jujuy, en el Norte Grande Argentino, que es la zona que tiene los primores de este producto.

La nueva variedad temprana, llamada Don Basislio, se caracteriza por el tamaño medio de los frutos, un buen sabor y destacable comportamiento agronómico, dicen desde INTA en un informe.

“Conocemos el potencial que tenemos en la región para la producción de fruta fresca de primicia”, comentó Viviana Curzel, especialista en frutales del INTA Perico, Jujuy.

“Nuestro objetivo es ser el centro de referencia del país en frutales de bajos requerimientos en horas frío, de cosecha extra temprana y temprana”, remarcó.

INTA cuenta con más de 20 variedades de duraznos y 12 de nectarines, conocidos comercialmente como pelones. Además, tienen en evaluación damascos, ciruelas, higos, uvas de mesa y manzanas.

“Estamos realizando gestiones con EMBRAPA –Brasil– y con el INIA –Uruguay– para la transferencia de materiales para este año”, señaló, agregando que eso perimitirá a la institución introducir y evaluar nuevos materiales.

Características de Don Basilio

Don Basilio es la primera variedad de nectarina introducida y evaluada en la zona y fue seleccionado a partir de materiales ingresados a las colecciones del INTA San Pedro –Buenos Aires–, originados en el Programa de Mejora de la Universidad de Florida –Estados Unidos–.

“Con este frutal buscamos ampliar la disponibilidad de cultivares mejorados, con características diferenciales, que tengan diversas ventanas de cosecha y así apuntar a la sostenibilidad del productor frutícola”, señaló la especialista del INTA.

Entre las principales características de Don Basilio, Curzel explicó que “se destaca por el carácter temprano de su floración y cosecha, debido a que en las partes más altas del valle ambos estadíos se inician unos 10 días después”.

Esta variedad además es de pulpa amarilla, medianamente firme, con el carozo adherido a la pulpa, con buen sabor, aroma y un alto contenido de azúcar, dicen desde INTA.

El color de fondo de la piel es amarillo con un sobrecolor rojo que cubre casi la totalidad del fruto, es de tamaño medio –150 gramos– y la planta en producción plena y con buen manejo puede producir entre 25 y 30 kilos de fruta.

En general, las frutas primicia tienen un tiempo corto entre floración y cosecha (60-70 días), crecen rápido comparadas con las de estación o tardías. Tienen mucho contenido de agua y su vida poscosecha es menor, en comparación con variedades de fechas de recolección más avanzadas.

“A pesar de que no tenemos con qué comparar a Don Basilio, porque son las primeras nectarinas de la zona, obtuvimos una fruta de muy buena calidad, con excelente sabor, jugosidad, resistencia al transporte y conservación poscosecha”, detalló Curzel.

Prácticas de Manejo

Para obtener las mejores frutas INTA desarrolló una carta de colores de los duraznos y pelones de pulpa amarilla, para que al agricultor le sea más fácil definir el momento de la cosecha, ya que el color de fondo es uno de los indicadores para este proceso.

“En estas especies, el color de fondo cambia del verde al amarillo a medida que los frutos maduran y alcanzan tonos anaranjados en estados más avanzados de madurez”, expresó Curzel.

La carta incluye 8 colores: gama de verdes y amarillos hasta el naranja.

“Esta es una herramienta muy útil, en especial para zonas como Jujuy donde el período de cosecha es muy corto, por lo que resulta sumamente importante comenzar la cosecha con una madurez mínima para asegurar la calidad de la fruta que se envía a los grandes mercados y garantizar el precio de venta”, concluyó Curzel.

 

 

Fuente: Portal Fruticola | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here