La Federación Nacional de Productores de Papa (Fenapp), manifestó su malestar por los arribos de materia prima que se producen en el Mercado Central, cuestión influyente que se suma a varios años de inestabilidad climatológica y otros factores que en ciertos casos perjudican el desarrollo del cultivo en todo el país.
“Sabemos de la necesidad del comercio bilateral, mucho más cuando se da en el marco de la integración regional y producto de la creación de un mercado común como el Mercosur”, sostuvo ante LA CAPITAL el vicepresidente de la Fenapp Mario Raiteri.
“Entenderíamos este ingreso ante el diagnóstico por una disminución de oferta de papa que hoy no existe en el país y que fuese la responsable en un aumento desmedido del precio del producto para la familia argentina”, agregó el dirigente.
El sector papero viene atravesando situaciones complejas, donde más allá del clima se agrega el alto costo de insumos y su inflación en dólares. “A esto deben sumarse aportes patronales elevados, fletes costosos y su potente incidencia en las zonas de producción alejadas de los grandes centros urbanos”, puntualizó Raiteri.
Otra de las cuestiones que también persisten y molestan a quienes integran esta entidad, es la alta concentración de la demanda en los “incontrolables supermercados” y la distorsión que estos producen en el precio que pagan los consumidores, siendo 300% o 400% más del que percibe el productor por su papa.
“Valoramos la recreación de la Mesa Papera Bonaerense, el Programa Hortícola 2020 y la posibilidad de acceder a créditos del Banco Provincia, cuestiones que el sector trabajó en conjunto con el nuevo gobierno aunque faltan incorporar a la agenda de trabajo todos los temas anteriormente expuestos para lograr impulsar el desarrollo de las economías regionales”, mencionó el integrante de Fenapp.
Situación regional
Redondeando el concepto global de la situación el productor volvió a apuntar sobre el ingreso del cultivo brasileño en el mercado interno y su influencia en la región.
“No entendemos lo ocurrido en un momento que recién comienza la zona sudeste su cosecha y cuya evaluación de superficie y cantidad de producido por hectárea se hará a través del estudio satelital que nuestra federación presentará el mes próximo durante la Fiesta de la Papa en Nicanor Otamendi”, dijo Raiteri.
“Nos preguntamos entonces cual sería el apuro de importar a un precio equivalente al doble del que registra el producto argentino en el mercado central. La papa brasileña variedad ‘Agata’, ingresó en 3 camiones, 1 a la nave 10 y 2 a la nave 7 desde los accesos fronterizos, San Javier y Bernardo de Irigoyen (Misiones) y Paso de los Libres (Corrientes), habiéndose pedido 30 camiones hasta la fecha”, sintetizó el ruralista.
“Sabiendo que el sector papero es de vital importancia en cualquier estrategia para terminar con la desnutrición y el hambre en el país y en el mundo, nos preocupa que se lo perjudique al ser utilizado como moneda de cambio para conseguir ventajas a sectores industrializados o de servicios en el mercado del vecino país ya que los mismos poseen mayor capacidad del lobby”, concluyó Raiteri.
Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here