Ser sustentables con el medio ambiente es un gran desafío que muchas personas tienen actualmente. El cambio climático es un hecho, y distintas empresas y emprendedores buscan marcar la diferencia con innovadoras formas de aprovechar la naturaleza.

En este contexto, un emprendimiento chileno, Nogapel, creó Eko Pallet, una interesante innovación para pallet biodegradable a base de cáscaras de nueces, combinadas con otros compuestos.

El espíritu del objeto, es sacar un mayor provecho de los desechos del fruto, pero además presenta ventajas como ser liviano y apilable, lo que reduce el costo de flete en un 50% para exportaciones a oriente, por ejemplo.

Comenzamos fabricando pellets para biocombustión con cáscaras de nueces y nos dimos cuenta de que podíamos agregarle valor a este residuo con la fabricación de estos pallets únicos en el mercado. Eko Pallet genera un ahorro sustancial en las operaciones y logística debido a que el producto es liviano y ocupa menos espacio que lo pallets de madera, razón por la que el sector exportador se va a ver beneficiado” explicó Iván López, fundador de Nogapel.

La start-up fue una de las ganadoras de la convocatoria Piensa en Grande 40 años – Economía Circular, concurso desarrollado por Fundación Chile en conjunto con Banco Estado, que buscó soluciones para agregar valor a aspectos como la producción y consumo sustentable, el uso eficiente de recursos y la digitalización de los servicios, entre otros.

 

Fuente: Portal Fruticola | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here