Hoy, la Agricultura de Precisión, AP, se hace cada más relevante, permite realizar manejos de sitios específicos y mejora la eficiencia y sustentabilidad del negocio. Chile debe trabajar en el tema de la tecnología habilitante, la conectividad y capital humano. A continuación, una entrevista realizada a Stanley Best, Director Nacional de Agricultura de Precisión de Inia, en el marco del “Programa Estratégico Industrias Inteligentes”, de la Corporación de Fomento de la Producción, CORFO.

 – Considerando que los principales desafíos de la agricultura mundial son la demanda creciente de alimentos y cambio climático, entre otros. ¿Cómo la agricultura de precisión puede ayudar a enfrentar estos desafíos?

El incremento de demanda por alimentos ha generado la necesidad de ser más eficiente en los procesos productivos. Los agricultores hoy deben generar mayores volúmenes, con los mismos costos asociados e incluso menores. Por lo mismo, el concepto de la eficiencia se hace cada día más relevante, ya que permite una reducción importante de los costos.

El cambio climático, por otro lado, ha generado un efecto de la respuesta de las plantas distinto y por consiguiente nuevos manejos. En este sentido, la agricultura de precisión permite realizar manejos de sitios específicos y genera beneficios de eficiencia y sustentabilidad del negocio.

-Son la agricultura de precisión y la biotecnología los nuevos paradigmas de la agricultura del S. XXI? ¿Cómo aporta cada uno de ellos en hacer la agricultura chilena más eficiente?

La biotecnología (manejo genético) y la tecnología (agricultura de precisión), no solo son los nuevos paradigmas de la agricultura sino de todas las industrias. Se está viendo, por ejemplo, en medicina con la nanotecnología, el diagnóstico y el monitoreo de las enfermedades. En agricultura está pasando lo mismo. Se están mejorando todos los diagnósticos, se están realizando seguimientos satelitales con drones y con diferentes tipos de sensores.

Producto de la escasez de mano de obra que existe en Chile, existe también la necesidad del uso de la tecnológica y de avanzar en todo lo que es la mecanización y robótica.

Si bien la agricultura de precisión tiene un gran potencial de desarrollo en Chile, ¿Cree usted que la industria agrícola está preparada para incorporar la tecnología como factor productivo?

Si queremos introducir tecnología en el agro, debemos contar con tecnología habilitante.  Hoy hay muchos lugares de Chile que no tienen acceso a internet o tienen acceso restringido. También está el tema de brecha del conocimiento de las tecnologías. La visión de la ecuación entre tecnología y retorno económico aún es lenta.

La tasa en términos de inversión tecnológica en el agro ha crecido de manera exponencial en el mundo en los últimos cinco años -entre el 20% y 30% anual en Europa y Estados Unidos- y  no nos podemos quedar atrás.

 

 

Fuente: Portal Fruticola | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here