Por el terremoto del 16 de abril, en Manabí rige un estado de excepción, prolongado hasta marzo. Lo ha renovado seguidamente el presidente Rafael Correa. Pero los daños que han causado las intensas lluvias en las últimas semanas ha sido la causal para que, adicionalmente, cinco cantones de esta provincia declaren su propio estado de emergencia y comuniquen de esta decisión a la Gobernación.

El gobernador Xavier Santos confirmó que esas notificaciones las recibió de los municipios de Montecristi, Portoviejo, San Vicente, Tosagua y Flavio Alfaro. El funcionario reconoció que con esta declaración no se busca alarmar a las comunidades, sino agilitar procesos para que esos gobiernos seccionales puedan utilizar rubros económicos que tenían un destino ajeno a la atención por lluvias.

“Es un formalismo, simplemente hacer una tramitología oficial para que ciertos recursos que están destinados para tal vez ciertas obras que están programadas en los cantones puedan ser destinados para la atención de la emergencia, dotar de maquinarias o contratar recursos”, declaró Santos.

Reconoció que, por ejemplo, el pasado domingo cerca de cinco horas permaneció cerrado el paso entre Rocafuerte y Bahía de Caráquez, a la altura de la comunidad San Eloy, debido a que por la lluvia hubo material pétreo desparramado en ese tramo.

También Santos informó sobre la ayuda que con un bote de la Armada se brinda a los habitantes de la comunidad Naranjal de la parroquia Abdón Calderón, de Portoviejo, donde la lluvia de la semana pasada hizo colapsar el puente peatonal provisional que había habilitado la Junta Parroquial, mientras se ejecuta la construcción de un nuevo puente.

Juan Farías, presidente de la Junta, señaló que en tres semanas estaría el nuevo puente que instala el Consejo Provincial de Manabí.

En Chone y Flavio Alfaro continúa el drama por el desbordamiento de ríos que han inundado decenas de poblados, especialmente de la zona rural, y por los deslizamientos de algunos cerros.

En Los Ríos
Los ríos Chilintomo y Changuil se han desbordado y afectado cultivos y zonas de viviendas en la parroquia Febres Cordero, de Babahoyo, según informes de la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos. La entidad detalló que los sitios Las Cañitas y Saltadero son los más afectados. El Changuil también ha causado problemas al desbordarse en la localidad de San Pablo de Amalí, jurisdicción de Bolívar.

Mientras en Chimborazo, en San José de Sabañag una vivienda resultó afectada por una inundación.

 

 

Fuente: El Universo | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here