Katherine Salazar no contuvo la emoción tras lograr 10/10 en la sustentación de su trabajo de titulación: Telecontrol de un sistema de riego a bajo costo para pequeñas parcelas.
La joven de la Facultad de Ciencias Computacionales explica que permite el control de un riego de sembrío vía inalámbrica, a través de un dispositivo o celular. “El agricultor evitará pérdida de tiempo y optimiza sus recursos”.
Por ese motivo, su proyecto fue escogido para divulgarlo ayer en la Expo Materia Integradora, Idear (Crear y Diseñar), organizada por la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol).
Los representantes de empresas públicas y privadas llegaron hasta el sitio para conocer los inventos. En dos jornadas fueron expuestos 329 proyectos vinculados a su carrera. Participaron 600 estudiantes.
La Escuela de Diseño y Comunicación Visual (Edcom) exhibieron un libro sobre los sitios turísticos (Galápagos, Guayaquil, Quito y Yasuní). Paúl Vásquez y Kevin Real los ilustraron con la técnica pop-up (imágenes en 3D en papel).
Para los estudiantes, su trabajo será de interés para los administradores de los aeropuertos y parques.
El juego de mesa Erith, diseñado por los alumnos de diseño gráfico Emilio Díaz y Eduardo Zunino, también captó la atención del público.
Rescata los mitos y leyendas de las cuatro regiones del país. “Queremos ir más allá de las historias en libros. Por eso elegimos 30 leyendas, entre las que constan el muro de las lágrimas, el tren negro, la laguna de oro y las voladoras de Ibarra”. Pueden participar personas de 15 a 40 años.
Asimismo, destacó un manual educativo en el que aparece Juan Pueblo. Gabriel Valencia detalla que busca convertir a Juan Pueblo en una marca.
En cambio, los estudiantes de las Facultades de Ciencias de la Vida presentaron estudios de conservación ambiental. Alexander Naranjo mostró la elaboración de huertos orgánicos, que pondrá en marcha en la Isla Trinitaria (Guayaquil).
Roberto Antón y Álvaro Avilés se interesaron por propuestas para evitar desastres. Ellos diseñaron cuatro mapas en Tarqui (Manabí), donde detectaron las zonas de bajo y alto riesgo. En las menos peligrosas -precisan- pueden construir establecimientos educativos y hospitales seguros.

Fuente: El Telégrafo | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here