Traders work on the floor of the New York Stock Exchange (NYSE) in New York, U.S., on Monday, Feb. 6, 2017. U.S. stocks fell after a mixed week of trading as nine of 11 sectors in the S&P 500 Index were either unchanged or lower Monday. Photographer: Michael Nagle/Bloomberg

Para la eurozona, un relajamiento de las normas bancarias es lo último que se necesita en estos momentos. Trump ha ordenado un estudio a regulaciones.

 Donald Trump ha prometido que va a revertir la regulación financiera impuesta por Obama.

El responsable de política de servicios financieros de la Unión Europea instó al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a no abandonar las normas financieras globales vigentes desde la crisis.

“Somos sensibles a declaraciones sobre deshacer la legislación financiera que aplica normas y estándares internacionales negociados cuidadosamente”, dijo en Londres Valdis Dombrovskis, uno de los vicepresidentes de la Comisión Europea.

Trump ha prometido revertir la regulación financiera, y desde que asumió la Presidencia ha comenzado a retirar a Estados Unidos de pactos internacionales como el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica.

Estados Unidos tiene “todo el derecho a cambiar su enfoque”, dijo Dombrovskis. “Pero como amigos y aliados, Europa tiene derecho a sugerir gentilmente que la cooperación internacional en materia de gobierno financiero es lo mejor para todos”, añadió.

Relajamiento
Los comentarios de Dombrovskis hacen eco de la advertencia que hizo hace unos días el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, quien dijo que una relajación de la regulación financiera es “lo último que necesitamos a estas alturas”. Draghi, quien también defiende a Alemania contra las aseveraciones de EE.UU. de que manipula las monedas, dijo que no veía ninguna razón para relajar normas que han evitado que se repita la crisis financiera del 2008.

Pruebas de resistencia
La administración de Trump ha exigido que los reguladores elaboren un estudio sobre las normas financieras en un plazo de 120 días, como un primer paso para revertir las salvaguardas impuestas por Barack Obama.

Las regulaciones que Trump pretende abordar incluyen una prohibición a operaciones de instituciones financieras por cuenta propia, la exigencia de que las compañías financieras riesgosas se sometan a arduas fiscalizaciones de la Reserva Federal y normas para cerrar bancos en quiebra.

 

 

Fuente: Gestión | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here