En el marco del mejoramiento productivo que desarrolla el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP) se incentiva permanentemente a los pequeños productores a convertirse en semilleristas calificados en rubros como: papa, quinua y maíz.

Tungurahua cuenta con 26 semilleristas calificados, de los cuales 14 se dedican a producir semilla de papa certificada. Uno de estos emprendedores es Margarita Gavilánez, de la parroquia Yanayacu, cantón Quero.

Margarita, en el mes de octubre del 2016, recibió del MAGAP 90 quintales de semilla registrada, de un total de 702 sacos entregados. El propósito es dotar de semilla de calidad a los multiplicadores semilleristas, para su adaptación en el campo y su posterior distribución, y así, masificar el uso de semilla certificada con alto potencial genético.

“Hoy me he convertido en una semillerista calificada para beneficio de mi cantón y de la provincia de Tungurahua. Gracias al MAGAP, haré un buen uso de este producto. El éxito se logrará con la producción de semilla certificada”, recalcó.

Paulina Bedón, técnica de la estrategia Hombro a Hombro, dijo que el propósito fundamental de este proyecto es mejorar la calidad de vida de los agricultores y aumentar la producción. “El resultado que se busca es obtener la semilla certificada en un incremento de producción de 5 toneladas por hectárea”, enfatizó.

Para ser semillerista, el solicitante debe tener mínimo 3 hectáreas de terreno, en donde no se haya cultivado por tres años este tubérculo, que a su alrededor -mínimo a 50 metros- no haya más cultivos porque hay que tener en cuenta que esta semilla está libre de bacterias y enfermedades.

Otra experiencia positiva que se refleja en esta parroquia es el proceso de enfriamiento de leche, actividad que a 16 integrantes de la Asociación El Panecillo, les permitió mejorar su economía familiar.

Manuel Barreno, tesorero de la Asociación, dijo que en la actualidad procesan tres mil litros de leche que la comercializan a la empresa El Ordeño, a un valor de 44 centavos por litro, evitando así la presencia de intermediarios.

“A raíz que tenemos el centro de acopio, se ha mantenido el precio, ya no existe la mano de los intermediarios, esto es beneficioso para todos los compañeros”.

Barrero comenta que el proceso de enfriamiento, inicia a las 07:00 cuando reciben la leche; para que sea óptimo para el consumo humano se controla el peso, la acidez y los antibióticos. “Una vez verificada su calidad se agrega al tanque de enfriamiento, dejando que la leche alcance su grado óptimo de consumo”.

En Tungurahua, el MAGAP, a través del Programa Nacional de Red Lechera, que ejecuta la Subsecretaría de Fomento Ganadero, ha entregado ocho centros de acopio lechero.

El apoyo integral a los productores de leche en la parroquia Yanayacu se ejecuta a través del Programa de Innovación Tecnológica, con asistencia técnica en fortalecimiento organizativo, manejo sanitario y nutricional específico para bovinos lecheros.

Fuente: Magap | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here