Durante acciones de vigilancia sanitaria agrícola, el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), detectó nuevos focos Globodera pallida y Globodera rostochiensis.

Se trata de cuatro focos de G. pallida y uno de G. rostochiensis, ubicados en la provincia de Chiloé. Son plagas calificadas como cuarentenarias para el cultivo de la papa por el eventual impacto económico que conlleva su presencia en un territorio.

Andrés Duval, director regional indicó que actualmente es una pequeña superficie se encuentra afectada por la plaga. De igual modo el SAG implemento medidas preventivas para contener los cinco focos y mitigar su eventual dispersión hacia otros predios paperos.

“La principal medida es que se estableció un área de cuarentena y otra área de delimitación de vigilancia y toma de muestra de suelos. También se consideró necesaria la destrucción de todos los tubérculos de papas producidos en las huertas infestadas y se establecieron diversas restricciones asociadas al ingreso de personas, maquinaria, animales, uso y movimiento de herramientas agrícolas. En general, restricción al movimiento del suelo y prohibición de siembra o plantación de especies hospederas de las plagas”, precisó Andrés Duval.

Las autoridades hacen un llamado a los productores, comerciantes y transportistas que se preocupen de conocer la normativa que regula este rubro y adopten las medidas necesarias para no infectar ni propagar enfermedades que son de alto impacto para el cultivo de papas, como son las plagas cuarentenarias.

 

 

Fuente: Mundoagro | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here