Actualmente, el mercado del aguacate sufre cierta escasez. «La temporada chilena está terminando y, aunque ya hay algunas frutas de Perú, los volúmenes grandes no comenzará a llegar hasta la semana 14. Hasta entonces, tendremos que arreglárnoslas como podamos, porque nadie tiene volúmenes grandes de aguacates, mucho menos de los calibres del 14 al 20, que son los que más demanda tienen», explica Nico Spruijt, gerente de productos del importador holandés Yex.

 

«Por ese motivo, los precios están muy altos. Los aguacates duros se venden a entre 14 y 15 euros, y los ‘ready-to-eat’ están incluso 1,50 o 2 euros más caros, pero creo que el mercado se estabilizará un poco cuando Perú empiece a enviar más volumen», comenta Spruijt. «Las primeras frutas peruanas proceden de las montañas y poseen un excelente contenido de materia seca, pero hay poco volumen de ellos. Por otra parte, Chile abandonará el mercado en las próximas semanas y no volverá hasta agosto».

 

Hasta que llegue más volumen, los vacíos se llenan con aguacates de Colombia, Israel y España, según el importador, que opina que Colombia ha mejorado muchísimo en los últimos años. «La calidad de sus aguacates siempre ha sido más bien dudosa, pero están mejorando y ya superan a México», afirma Spruijt, que asegura que todo ello redunda en beneficio de la situación del mercado.

 

«No estaría mal que los grandes proveedores, como Chile y Perú, tuvieran algo más de competencia de otros países, ya que, a pesar de que cada vez se plantan más aguacates en todo el mundo, el mercado los absorbe muy bien. Sobre todo Alemania quiere siempre volúmenes grandes, y, dado que cada vez se demandan más aguacates envasados, los calibres pequeños se venden más. Al final, hay que tratar de venderlos todos para apoyar a los productores todo lo posible», concluye.
Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here