Pequeños ganaderos del sector Capillapamba, cantón Píllaro, provincia de Tungurahua, ven cambios en su ganadería con la aplicación de las buenas prácticas de producción: pastoreo adecuado, elaboración de ensilaje y con las campañas de inseminación y vacunación que el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP) ofrece gratuitamente a los productores.

Estas acciones se ejecutan en el marco del Proyecto de Ganadería Sostenible, que implementa el mejoramiento genético para aumentar la producción de leche y carne, para lo cual se capacita permanentemente a los productores en temas relacionados al manejo del plato medidor de pastos, alimentación y nutrición de bovinos y sanidad animal.

Gloria Constante, del grupo de interés de Capillapamba, manifestó su satisfacción de conocer cuál es el uso correcto del plato medidor de pastos, instrumento que le permite medir de una forma más fácil y técnica el forraje, y al mismo tiempo prever cuál es el mejor momento para suministrárselo al ganado.

“Estoy conforme porque antes no sabía cómo se alimentaba al ganado, no sabía si les estaba dando un pasto demasiado seco, maduro o de pronto demasiado tierno, pero hoy con el plato medidor las muestras que se hace, ya sé en el estado que debo dar a las vaquitas. Prácticamente están comiendo lo necesario”, dijo.

El plato medidor permite, de acuerdo a las mediciones y la estimación de la ecuación de calibración, determinar la dinámica de crecimiento de la pradera en las distintas épocas del año.

El uso del plato de medición de pasturas permite al ganadero prevenir el desperdicio de pasto y evita que la pradera sea sub pastoreada.

Gloria tiene una hectárea y media cultivada de pasto mejorado que recibió del MAGAP, donde cría sus siete vacas que producen diariamente 60 litros de leche que los vende a la industria de lácteos ‘Marcos’, a 39 centavos cada litro.

El kit de pasto mejorado consta de 20 kilos de pasto entre Ray Grass Anual y Perenne, 5 kilos de Trébol Blanco, 5 kilos de Pasto Azul y 2 kilos de Llantén. 

Cristián Vargas, técnico de la Estrategia Hombro a Hombro, explicó que el plato medidor de pasturas “es un instrumento para medir la cantidad de materia seca que contiene la pastura, que se suministrará a los animales. Es una tecnología neozelandés que ayuda a determinar el momento y calidad de pasto”.

El uso del plato medidor de pasturas es relativamente fácil: se presiona el plato sobre el pasto, se mide la altura comprimida del forraje. El medidor toma los datos y se calcula la cantidad de kilogramos de materia seca y se proyecta por hectárea.

En cuanto al ensilaje, Gloria dijo que los técnicos del MAGAP le enseñaron a elaborar este forraje en base a la hoja del maíz, para alternar con esto la alimentación de su ganado.

EN 2016, en Tungurahua se elaboraron 330 toneladas métricas de ensilaje; es decir, 7.300 quintales de los cuales el 20% son para el MAGAP para entregar a los agricultores que carecen de alimento para el ganado, debido a que se aplica el modelo 80/20: de cada 100 fundas elaboradas, 20 almacena el Ministerio.

Fuente: Magap | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here