Tres veces llevo fumigando, la última vez fue el sábado, pero igual hay gusano”, expresa Quimís con tristeza, pues cada hectárea le representa al menos mil dólares en pérdida.

En el sector Dos Esteros, en la vía Jipijapa – Guayaquil, donde Quimís tiene sus cultivos, todas las plantaciones tienen el mismo problema: el gusano se está comiendo las plantas.
En la parroquia El Anegado sucede lo mismo. José Robalino dice que prefiere no calcular cuánto es la pérdida que tiene en sus plantaciones, pues “si veo el resultado de lo que he gastado, estaré más preocupado”, comenta.
Él sembró más de seis hectáreas y dice que casi todo se le ha afectado. Asegura que “el agro está sumamente olvidado por el Gobierno”.
En la comuna Sancán y el recinto Santa Rosa, la plaga también empieza “a hacer de las suyas”.
Victoria Pincay menciona que junto con su familia han sembrado cinco cuadras de maíz y pese a que el invierno les ha favorecido, el gusano empieza a afectar a las plantas.
Pincay teme perder sus cultivos y con ello los tres mil dólares que ha invertido, pues asegura que no tiene el seguro agrícola. “Todo ha sido con el sudor de uno, no tenemos ayuda de nadie”, afirma.
Joffre Quimís, concejal de Jipijapa y presidente de los maiceros de Manabí, explica que la situación es preocupante pues en años anteriores con una fumigación eliminaban las plagas, pero ahora el gusano, que es una combinación de “cogollero” y el “ejército”, es más resistente y pese a que han fumigado por tres ocasiones, no se lo puede combatir.
24 DE MAYO. El proyecto productivo que impulsa el Municipio de 24 de Mayo también se ha visto afectado con la presencia de plagas, dijo el director de Planificación, Desarrollo y Participación Ciudadana, Evaristo Calle.
Según Jorge Cantos, técnico que trabaja en la parroquia Noboa, la presencia de gusano es preocupante y afecta mayoritariamente a los cultivos tiernos. Según el reporte en esta parroquia, el 40 % de la producción tiene la plaga.
Jinsthon Chong, quien trabaja en asistencia técnica en Bellavista, indica que el 70% de las siembras de maíz tiene presencia del gusanos conocido como langosta. “Está llegando hasta la mazorca”, señala.
En la parroquia Sixto Durán Ballén el 30 % está infectado con el gusano, dice Leonardo Sancán, técnico.
EXPERTOS.
Para Bernardita Cobeña, ingeniera agrónoma, la presencia de esta plaga en las plantaciones es preocupante. Asevera que si no se lo controla a tiempo puede haber pérdidas totales en 2 o 3 días. Explica que “el cogollero” ataca las hojas tiernas de las plantacionesm, lo cual impide el crecimiento de la planta.
Gilbert Cedeño, estudiante de ingeniería agrónoma, manifiesta que no existe una prevención dentro de cada producción de maíz. “Cuando se presentan huevecillos en la parte inferior de las hojas, es en ese momento que se debe controlar”, sostiene.
Sneyder Cobeña ha realizado estudios acerca de esta plaga y explica que en aproximadamente 24 horas el “Spodoptera frugiperda” o “cogollero” va pereciendo dentro de las plantaciones desde su aplicación.
La semana anterior, el ministro de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca, Javier Ponce, declaró en emergencia al sector maicero de las provincias de Guayas, Los Ríos y Santa Elena. En Manabí se incluyó a los cantones Santa Ana, Chone y Paján, según indicaron medios nacionales.
Fuente: El Diario | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here