Nueve hectáreas de cebada de las variedades cañicapa y metcalfe se sembraron en las parroquias Presidente Urbina, del cantón Píllaro, en la provincia de Tungurahua, a través del Programa Siembra Cebada.

El proyecto lo impulsan el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP), y la Cervecería Nacional, con la finalidad de elevar la productividad y los ingresos de los productores de la Sierra Centro.

Funcionarios del MAGAP realizaron visitas técnicas a los pequeños y medianos productores de Píllaro, quienes se dedican a la siembra del cereal. La finalidad es verificar el avance del cultivo tecnológico de estas dos variedades.

Los productores reciben capacitaciones, seguro agrícola, acompañamiento técnico, compra de la producción, y el apoyo con maquinaria.

Segundo Ushiña, agricultor de la comunidad Presidente Urbina, aspiró a incrementar la producción en cultivos de cebada para comercializar y generar ingresos económicos.

La siembra de cebada en Tungurahua, de la calidadmetcalfe, es de 25 hectáreas, y de cañicapa 10 hectáreas, distribuidos en los cantones: Ambato (18), Pelileo (2), Píllaro (12) y Tisaleo (3).

La cebada metcalfe es sembrada en mayor cantidad, debido a que es maltera y debe cumplir con todos los parámetros y estándares de calidad que requiere Cervecería Nacional.

María Ushiña, mediana agricultora de la parroquia Píllaro, dijo que solicitaron apoyo del MAGAP para sembrar las nueve hectáreas, por lo que recibieron 26 quintales de cebada.

Elizabeth Coca, técnico del MAGAP, destacó que la cebada se cosecha luego de 180 días (6 meses). “Debe ser sembrada en zonas altas y en pisos altitudinales y en Tungurahua tenemos buenos terrenos”.

El Programa Siembra Cebada contempla la entrega de kits tecnológicos, que contienen abonos edáficos, fungicidas, insecticidas y herbicidas, insumos necesarios para el desarrollo de la planta.

Fuente: Magap / ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here