La temporada invernal en pleno desarrollo ha puesto en evidencia la escasez de recursos en a que se desenvuelven los Gobiernos Provincial, municipal y parroquiales, para atender el tema de la vialidad periurbana y rural de Cuenca. Los baches saltan a la vista en un ligero recorrido por algunos lugares periurbanos como Narancay, Patamarca, y parroquias rurales como Checa, Chinquintad, Ricaurte, El Valle y Baños.

Los baches son un problema para el tránsito en la vía Patamarca-Ochoa León-Chiquintad, principalmente en el primer tramo, esta realidad se repite en el trayecto Ochoa León-Ricaurte por el otro lado del río, estas dos vías permiten llegar hasta la parroquia Checa, a cuyo centro parroquial se puede acceder con normalidad desde Chiquintad, o por el otro extremo desde Paulcay (zona límite con Sidcay, para salir a Ricaurte), ya que estas dos vías están asfaltadas y casi si baches.

El problema está desde en los tramos Patamarca-Ochoa León y Ricaurte-Paulcay (comunidad adjunta a Ochoa León, límite con Checa). “Realmente es un desastre, yo hago un llamado a los presidentes de los gobiernos parroquias de Sidcay y Chiquintad, para que se den una vuelta, verifiquen el mal estado vial y gestionen el bacheo o mantenimiento con el Municipio o con la Prefectura”, dijo Manuel Alvarado, presidente del GAD de Checa.

Checa, en su vialidad interna, no aparenta mayor complicación, carreteras como la que conduce a Santa Rosa, aunque ya presenta algunos baches formados por el invierno, no tiene mayores inconvenientes, situación similar ocurre en otros ramales como uno que conecta a la comunidad Cochahuayco, con el centro de Corpanche, y es que aparentemente por tratarse de una parroquia pequeña, con una longitud vial de aproximadamente 35 kilómetros, entre principales y secundarias, le resulta manejable esta área, es así que se ha hecho mantenimiento en el total de las carreteras, según lo explicó Alvarado.

Más, cuando existen varios liados para el mantenimiento como el Municipio; la empresa Elecaustro, que ha financiado 137.000 dólares para este año, a fin de que una microempresa con 10 personas haga mantenimiento rutinario en las vías de la parte alta, en sectores como Zhingue, Saucay, Tuñi, Labrados y Chanlud; y, los recursos de la Tasa Solidaria que entrega la Prefectura. En el centro parroquial no se está haciendo bacheo porque se ejecutarán obras de alcantarillado.

 

Fuente: El Mercurio | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here