Con el propósito de lograr una agricultura orgánica y más amigable con la naturaleza, los productores de San Pedro de Canchaguano, provincia de Carchi, le apuestan al uso de productos naturales para combatir plagas como: mancha en las habas, lancha de la papa y roya en el trigo.

Por esta razón, ahora, cuentan con un laboratorio de biocontroladores, implementado por el Gobierno Nacional, que les permitirá reemplazar a los productos químicos…

Roberto Zambrano, gerente del “Laboratorio de biocontroladores Arrayán”, señaló que se desarrollará investigación de materia orgánica con el apoyo de las universidades. “Tenemos la posibilidad de ser los primeros en la producción de biocontroladores para favorecer a los compañeros productores”.

Fernando Prado será uno de los especialistas del laboratorio. Explicó que “los biocontroladores son microorganismos que se encuentran en el suelo para realizar una reproducción. Este producto hará a las plantas más resistentes frente a las plagas, durante un mes. Queremos que los productores ofrezcan alimentos más sanos a los consumidores”.

La inversión en el laboratorio de San Pedro de Canchaguano bordea los 200 mil dólares. Allí se elaborarán productos orgánicos, como el tricoderma, para reemplazar el uso de pesticidas.

Clara Zambrano, presidenta de la Asociación de San Pedro de Canchaguano, expresó que se elaborarán productos como “tricoderma (hongos, beauverias)  para reemplazar nematicidas e insecticidas”.

Agregó que cada dos semanas se realiza el proceso de este producto, y aproximadamente 600 kilos de biocontroladores se producirán cada dos meses. “Los efectos de la aplicación de estos productos orgánicos se percibirán en mayo”, refirió.

Arturo García, presidente de la comunidad de San Pedro de Canchaguano, afirmó que esta obra generará también fuentes de empleo, ingresos y disminuirá el uso de productos químicos.

“Gracias a este Gobierno que nos ha atendido a tiempo. Lastimosamente gobiernos anteriores no se han interesado por los pequeños productores”, dijo al indicar que a largo plazo la comunidad espera comercializar sus productos en el exterior.

El ministro de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca, Javier Ponce Cevallos, señaló que “la papa es uno de los productos que más ha sufrido con la aplicación de los químicos” por lo que indicó que “este laboratorio ya funciona” y mencionó que “en Quevedo estamos construyendo un laboratorio de bioinsumos para todo el país”.

Delia Caguana, presidenta del Consejo Ciudadano Sectorial, comentó que esta obra ayudará a los productores a impulsar una agricultura sana. “Estoy muy contenta de que este proyecto llegue a los compañeros que más necesitan. Sigan impulsando este trabajo comunitario”, sostuvo.

Alrededor de 13 laboratorios de biocontroladores se implementaron en todo el país para producir alimentos sanos y de calidad, con el fin de cubrir el consumo local, nacional y de exportación.

Fuente: Magap | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here