Autoridades del Cañar se reunieron para analizar la situación de los sectores afectados y adoptar medidas de prevención.

En el cantón La Troncal existe desabastecimiento de agua potable debido a problemas en las captaciones y, en las parroquias Ventura y San Antonio de Paguancay del cantón Cañar, hay problemas en la red vial y desborde de ríos, aunque no son de mayor magnitud.

En Biblián se tiene una familia de 22 miembros que está alojada en el Cuerpo de Bomberos; las instituciones trabajan de manera coordinada para atender las necesidades de estas personas; en tanto que en La Troncal se analiza declarar la alerta naranja, para ello, la Secretaría de Gestión de Riesgos está elaborando los informes técnicos.

La alerta naranja se declara en base a un informe presentado por la Unidad Municipal de Gestión de Riegos, luego se hace una verificación de campo y otro informe técnico donde se analizan los sucesos y, si realmente estos son recurrentes, se declara la alerta naranja.

En el cantón costanero, la Municipalidad ha dado respuesta inmediata con soluciones emergentes y, en el caso de las vías, intervienen el Ministerio de Trasporte y Obras Públicas y el Gobierno Provincial en las zonas donde se presentan deslizamientos de tierra.

En La Troncal hay problemas de inundaciones en el sector Bellavista; en Cañar en la parroquia Ventura, sector La Clementina; y, en San Antonio de Paguancay hay problemas en las vías; en Biblián hay familias afectadas en los sectores de Jerez Carchull y San Pedro.

Los Ríos, Cañar y Ruidoso han dado problemas, pero la afectación es menor en comparación a lo que sucedía antes, indicó Colombia Ochoa, directora zonal de la Secretaría de Gestión de Riesgos, al precisar que las inundaciones han bajado debido a los dos proyectos de control de inundaciones que se construyeron en esta zona.
“Es una temporada invernal fuerte, pero no se han presentado eventos adversos como en el Perú, por eso es importante trabajar en la prevención, desde cada territorio, a ello le favorece el sistema descentralizado de Gestión de Riesgos”, puntualizó.

Damnificados

Según informó Blasco Luna, director distrital del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), en coordinación con el Municipio de Biblián se llegó con ayuda a los damnificados que perdieron sus viviendas a causa de las lluvias, a quienes se les dio acompañamiento psicológico, kits de limpieza y cocina.

Además se ha hecho una petición al MIDUVI para que pueda dotar de una vivienda segura en el menor tiempo posible a las familias que perdieron sus casas.
Monitoreo

El ECU 911 monitorea todos los sectores del Cañar las 24 horas del día, los siete días de la semana. La Secretaría de Gestión de Riesgos también tiene una sala situacional que está monitoreando toda la provincia.
Colombia Ochoa descartó que se trate del fenómeno El Niño; “es una etapa invernal bastante fuerte; para que “El Niño” se presente hay variables que deben ocurrir, en este momento sólo tenemos lluvias y la temperatura del mar que subió dos grados. Según los pronósticos, las lluvias continuarán hasta el mes de abril.

No hay proyectos

La Secretaría de Gestión de Riesgos tiene una página en internet destinada a los gobiernos autónomos descentralizados, para que éstos suban proyectos de mitigación para acceder al programa 50/50 del Banco de Desarrollo del Ecuador; esta secretaría financia el 50% y el resto lo presta la banca estatal.
Los gobiernos del Cañar no han presentado planes, a pesar de los talleres que ha dictado Gestión de Riesgos, la cual abaliza los proyectos de mitigación.

 

Fuente: El Mercurio | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here