Hanami es la palabra que utilizan los japoneses para describir un espectáculo de la naturaleza, el florecimiento de los cerezos.

Significa literalmente «mirar las flores» y es precisamente lo que hacen locales y miles de turistas en Japón.

Estas flores anuncia la llegada de la primavera y es tan importante que en el país se emiten reportes con las fechas en que iniciará este fenómeno en cada región, los días de mayor esplendor y cuándo el árbol quedará desnudo nuevamente.

Los icónicos árboles tiñen de rosa los paisajes desde finales de marzo hasta principios de mayo. Un espectáculo efímero, pues las delicadas flores apenas permanecen unas dos semanas en las ramas.

Para los japoneses, los cerezos en flor representan el inicio de un nuevo año y es común que alrededor de ellos se celebren reuniones de amigos, comidas, sesiones fotográficas o simplemente el silencio de la contemplación.

 

 

Fuente: El Universo | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here