El Laboratorio de Cultivo y Nutrición de Crustáceos, del Instituto Tecnológico de Boca del Río (Itboca) —que forma parte del Tecnológico Nacional de México (Tecnm)—, es la materialización del esfuerzo de los investigadores por integrar a la sociedad un esquema de acuacultura sustentable, además del cuidado y preservación de especies acuáticas en peligro de extinción. Desde su formación en el 2002, en sus instalaciones se han gestado diversas investigaciones orientadas al beneficio del sector pesquero y acuícola del país.

Actualmente, los especialistas del laboratorio trabajan en el desarrollo de la tecnología de cultivo de camarones de ornato, como estrategia para disminuir la sobreexplotación de especies, propuesta que consiste en aplicar una cultura de cultivo, en lugar de capturas y depredación del medio ambiente.

Las investigaciones generadas dentro del Laboratorio de Cultivo y Nutrición de Crustáceos son, en su totalidad, colaboraciones de los catedráticos con los alumnos de maestría y doctorado del Itboca, con el doble propósito de formar recursos humanos de alta calidad, capaces de dar seguimiento a las investigaciones y generar avances para resolver problemas ambientales.

Un espacio de investigación

Antes de funcionar como el Laboratorio de Cultivo y Nutrición de Crustáceos, inició como respaldo del proyecto para “Evaluar la calidad nutrimental de dietas experimentales para el cultivo de camarón”, a cargo de la doctora Martha Patricia Hernández Vergara, actual jefa del laboratorio.

Para adecuar las instalaciones, la doctora Patricia Hernández solicitó recursos a la Dirección General de Educación en Ciencia y Tecnología del Mar, instancia a la que entonces dependía el Itboca. Tras años de funcionar como un área de producción e investigación acuícola, en 2007, con la incorporación del Itboca a la Dirección General de Educación Superior Tecnológica, el recinto toma el nombre oficial de Laboratorio de Cultivo y Nutrición de Crustáceos.

Martha Patricia Hernández es especialista en nutrición acuícola y profesora de los posgrados en acuacultura del Itboca. En el 2002, se integró al equipo de trabajo de la entidad académica veracruzana, por medio del programa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) de Retención, dirigido a investigadores jóvenes.

“Mi incorporación al instituto derivó del interés por consolidar el grupo de investigadores que se estaba formando como producto de la apertura de la maestría en ciencias en acuacultura, por lo que necesitaba un espacio destinado al desarrollo profesional de los estudiantes a mi cargo, para que pudieran desarrollar proyectos de investigación”.

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, la investigadora agregó que la creación del laboratorio resultó alentadora y favorable, debido a la diversidad de decápodos presentes en las costas del estado de Veracruz.

 

Fuente: Aquahoy | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here