La nueva medida que adoptó el SAG es mantener la suspensión de importación de carne bovina, porcina y de aves a solo 21 establecimientos, que se han visto involucrados en la red de corrupción al interior de diversas plantas frigoríficas de ese país, y de cualquier otro establecimiento que se vea envuelto en estos hechos en el transcurso de la investigación que lleva la autoridad brasileña.

El SAG continúan reforzando las medidas de vigilancia y fiscalización, tanto en frontera para el ingreso de productos pecuarios, como en los puntos de comercialización, con el objeto de garantizar la sanidad e inocuidad de los alimentos que se consumen en el país.

Las autoridades sanitarias enviaron una carta al Ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento (MAPA), ratificado por la delegación que el SAG envió a Brasil para inquirir más detalles del caso de las carnes adulteradas.

 

Fuente: MundoAgro | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here