Los excedentes que han llevado los precios a niveles cercanos a los más bajos desde el 2009 probablemente se mantendrán, dijeron ejecutivos en la Cumbre Global de Materias Primas de FT en Lausana, Suiza.

 Los operadores agrícolas parecen resignados a la idea de que los precios seguirán bajos.

Años de cosechas de granos abundantes, precios bajos y volatilidad reducida han hecho más difícil que las principales firmas ganen dinero con la compra y la venta de granos como trigo, maíz y soja.

Los excedentes que han llevado los precios a niveles cercanos a los más bajos desde el 2009 probablemente se mantendrán, dijeron ejecutivos en la Cumbre Global de Materias Primas de FT en Lausana, Suiza.

“Los precios seguirán bajo presión a menos que haya un problema meteorológico”, dijo en el cónclave Gonzalo Ramírez Martiarena, máximo responsable de Louis Dreyfus Co.

Durante los años de auge, el sector prosperó con las fluctuaciones de los precios y se expandió al apostar a que una mayor población impulsaría la demanda de alimentos y las ganancias.

Pero cosechas abundantes han contribuido a que el Subíndice de Agricultura de Bloomberg bajara casi 50% desde el 2012. Eso ha obligado a una reorganización de muchas compañías, entre ellas Archer-Daniels-Midland Co. y la gigante de alimentos de China Cofco Corp.

Las materias primas agrícolas tuvieron un desempeño ambivalente en las operaciones del miércoles. Los futuros de trigo, maíz y soja subieron, mientras que los de azúcar y café retrocedieron.

El sector aún adolece de un exceso de inversión y falta de disciplina en lo relativo a la oferta, dijo Chris Mahoney, que está al frente del negocio agrícola de Glencore Plc.

“En este momento no hay escasez”, dijo en el evento. “Sería útil que durante tres o cuatro años declinara la actividad”.

Más información
La negociación también se hizo más difícil en los últimos diezaños porque el mercado tiene mayor acceso a la información sobre precios y flujos físicos, dijo Mahoney.

Las relaciones ya no tienen la importancia que tenían antes, y esos problemas persistirán, agregó. Tener infraestructura propia es clave para prosperar en el negocio, dijo.

Glencore, que el año pasado vendió la mitad de su división agrícola para reducir deuda, dijo el mes pasado que quiere expandirse a agricultura en los Estados Unidos.

La compañía minera y comercializadora de materias primas busca activos como silos y terminales de exportación, así como la adquisición del total de una empresa, dijeron en ese momento personas familiarizadas con el tema.

“Nos gustan las compañías con gran cantidad de activos, de la magnitud adecuada, con grandes activos”, dijo Mahoney.

Glencore podría tener ventaja en la compra de activos en algunos mercados porque las compañías comercializadoras más grandes –ADM, Bunge Ltd., Cargill Inc. y Louis Dreyfus- podrían verse limitadas por cuestiones antimonopólicas en algunas regiones, agregó.

 

Fuente: Gestión | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here