Luego de un proceso, las tunas y los higos imbabureños pasan a ser parte de los ingredientes para formar cerveza artesanal. La Cervecería Caranqui Libre, ubicada en Ibarra, ahora presenta novedosos sabores que se suman a los tradicionales de su cerveza, Caran.

De a poco la cerveza artesanal va ganando espacios, con las tradicionales ‘negra’, ‘rubia’ y ‘roja’, pero la idea de sumarle sabores es algo novedoso en el medio. Norberto Purtschert, reconocido por elaborar quesos y ser parte de Floralp, comenzó con la idea de crear cerveza artesanal hace un par de años.

Según explica, luego de varias pruebas iniciales, que no salieron tan bien, decidió aprender más sobre el proceso de elaboración de cerveza con un alemán: “Estuve 15 días, regresé, hice nuevas pruebas y para julio, agosto del 2015 tenía una cerveza ya aceptable”.

Hace un año, después de todas las pruebas, con el apoyo de su familia, abrió en Ibarra la Cervecería Caranqui Libre, que produce Caran, cerveza artesanal imbabureña, en el corazón de lo que antes fue parte del imperio Inca.

Purtschert explica que para hacer cerveza se necesitan tres ingredientes básicos: buena agua, malta de cebada, que puede ser de trigo, y lúpulo.

“Ahora se consigue fácil, hay productores locales que importan porque el lúpulo no se produce en Ecuador ya que es una planta que necesita de cuatro estaciones. Si se hace en invernadero es muy costosa y es más fácil importar, que es lo que te da el aroma y el amargo de la cerveza. Mientras más lúpulo tiene una cerveza será más amarga y durará más tiempo, porque tiene un conservante natural amargo que hace que dure más”, explica.

“Las cervezas artesanales no son de larga durabilidad porque se toman casi ese rato. Aguantan dos o tres meses, pero no están diseñadas para guardar por muchos años, por ejemplo, a menos que se las guarde bajo todos los cuidados y condiciones climáticas adecuadas”, añade.

Higo y tuna

Caran actualmente cuenta con cinco presentaciones o tipos de cerveza. Las primeras tres en producirse fueron: Chonera – Lager (‘rubia’), Colorado – Ale (‘roja’), y Esmeraldas – Black Ale (‘negra’). A éstas se suman las de higo y tuna. Cada una tiene diferente grado de alcohol.

Para producir las de higo y tuna se obtiene la materia prima de productores imbabureños, quienes proveen estos dos frutos para que en la cervecería hagan todo el proceso que da como resultado una bebida de moderación de gran calidad.

Noches Caran
Como parte del lanzamiento de la cerveza de tuna e higo, se organiza hoy la ‘Noche Caran’, en donde la gente puede acudir a la cervecería y con un cover consumir toda la cerveza que deseen.

Además, según Norberto Purtschert, la idea es compartir espacios con los ibarreños para que aprecien la cerveza y tengan un espacio diferente para compartir con amigos, familiares…
DATO
Entre tres y cinco días demora fermentar, dependiendo la temperatura y el tipo de cerveza.

Fuente: LaHora|El Productor.com

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here