La difícil situación que enfrenta el sector maicero del país, por la aparición de enfermedades y plagas, pasa factura a la industria nacional de balanceados, ya que reporta un déficit de materia prima para elaborar sus productos.
Jorge Josse, director ejecutivo de la Asociación de Productores de Alimentos Balanceados (Aprobal), dijo que las empresas “están desesperadas, sin materia prima” para continuar con su producción.
“Requerimos aquello, no hay maíz, no hay trigo. Algunas empresas están con las justas para llegar a finales de abril o mayo (cuando inicie la cosecha), hay otras que no tienen para este mes”.
Ante esta situación, agregó el director de Aprobal, hay compañías que prestan materia prima a otras para elaborar sus productos.
Wilson Hidalgo, gerente general de la Asociación Ecuatoriana de Fabricantes de Alimentos Balanceados para Animales (Afaba), manifestó que las pequeñas y medianas empresas son las más afectadas por esta situación.
Enfatizó que el ingreso ilegal de maíz de Perú y Colombia, en enero y febrero, solucionó gran parte del problema de los pequeños y medianos que no tenían almacenado el grano. “Caso contrario, entre el 30% o 40% de estas empresas hubieran quebrado”.
Recordó que por la baja producción que registró el sector maicero en 2016, por la presencia de virosis, el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap) autorizó la importación de 300.000 toneladas métricas de granos, entre maíz y trigo.
Hidalgo prevé que la cosecha de maíz inicie a mediados de este mes. “Pero lo poco que comenzará a salir provocará que la gente se lance a tratar de comprar, y Dios quiera que el precio no se incremente”.
En la actualidad, el costo mínimo de sustentación del quintal de maíz es de $ 14,90, con 13% de humedad y 1% de impurezas.
Ochenta mil hectáreas están en riesgo por las plagas Ante la posible baja de la producción maicera, el ministro del Magap, Javier Ponce, informó que esperará lo que pase en la cosecha de verano para evitar las especulaciones de las supuestas importaciones de maíz.
“En este rato ni hemos pensado en el tema, no es el problema en este momento la importación de maíz, el problema es salvar lo máximo de la siembra de invierno”, enfatizó el funcionario.
Debido a la presencia de plagas, como el gusano cogollero, el Magap declaró la emergencia en el sector maicero del país en marzo pasado. La entidad informó que en esta temporada invernal se sembraron aproximadamente 250.000 hectáreas de maíz, de las cuales alrededor de 80.000 están en riesgo por la invasión de plagas.
De dicha cantidad, cerca de 30.000 hectáreas se encuentran “sumamente afectadas”. Tras ello, el ministerio emprende el trabajo de fumigar las plantaciones afectadas en las provincias que están bajo la emergencia.

Fuente: El Telégrafo | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here