Dos días después de que se presentara la iniciativa de crear la marca sectorial para el camarón nacional, ahora el turno fue de la flor ecuatoriana. Ayer, el ministro de Comercio Exterior (Comex), Juan Carlos Cassinelli, y el presidente de Expoflores, Alejandro Martínez, hicieron el anuncio.
Suscribieron el Convenio de Cooperación Interinstitucional para el desarrollo e implementación de la marca ‘Flor Ecuador Certified’.
Alrededor de $ 165.000 costará el proyecto. El Comex participará con $ 82.500 y Expoflores con una cantidad similar. Esta última se encargará del trabajo técnico en la detección de estándares de calidad.
El aporte del Estado se empleará para la implementación de seis criterios establecidos dentro de las áreas de calidad, responsabilidad social, cuidado ambiental, valor agregado, desarrollo e innovación, y diversificación de mercados.
Las marcas sectoriales envuelven una serie de certificaciones, normativas y parámetros que identifican los productos que las cumplen. Su propósito es posicionar la imagen del país en el exterior.
“Se va a trabajar en identificar, a través de la certificación, que existe trazabilidad, un origen que respeta temas ambientales y laborales, (un producto) que está hecho con normas de investigación de alta calidad”, detalló Cassinelli.
Por más de 11 años se ha desarrollado el proyecto de constituir un sello con estas características, reveló Martínez.
El empresario explicó que el objetivo es resaltar los valores que el consumidor aprecia en cuanto a producción o precio, entre otros, a fin de que sean factores determinantes a la hora de comprar.
Las condiciones que se plantean en los cambios normativos a fin de adaptar los requerimientos de la marca tomarán alrededor de seis meses, después se establecerán modificaciones reglamentarias. Las certificaciones son ejecutadas por organismos internacionales.
Cuatro meses antes de firmar el acuerdo, mencionó Martínez, los empresarios tuvieron que demostrar que una microproducción de flores cumpla con los niveles básicos para la certificación. El resultado fue que alcanzó el 89% de las exigencias, cuando la base es de 80%, lo cual refleja que el procedimiento es sustentable.
“Hay que profundizar el trabajo de encontrar esas dimensiones de mercado que generan este valor diferencial”, observó Martínez.
Otros sectores productivos también definen los parámetros para lograr una marca propia. El más avanzado hasta el momento es el atún. Sin dar mayores detalles, Cassinelli adelantó que ese proceso está en etapa de consultoría.
La iniciativa ‘Atún del Ecuador’ fue divulgada en octubre del año anterior. Entonces, el Ministro manifestó que se aspira aplicar la marca desde 2017.
Fuente: El Telégrafo | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here