Las bananas son una de las frutas que más se consumen en África, donde sirven de alimento a más de 100 millones de personas. Sin embargo, su productividad se ve muy mermada por culpa de las muchas plagas y enfermedades que sufren estos países. La enfermedad del marchitamiento por Xanthomonas de las bananas es capaz de destruir una plantación entera, mientras que los nematodos provocan pérdidas de hasta el 50% y hacen que las plantas sean más susceptibles de sufrir otras enfermedades.
Desarrollar variedades modificadas genéticamente que sean más resistentes a estas amenazas podría ser la clave para paliarlas. Sin embargo, la naturaleza estéril de este cultivo y la falta de resistencia en el germoplasma de las bananas hacen que mejorarlas con técnicas de obtención tradicionales resulte imposible o extremadamente lento.
Los últimos avances en ingeniería genética han comenzado a abordar estos problemas. Las bananas transgénicas, que contienen genes de pimiento Hrap y Pflp, han demostrado poseer una resistencia completa al marchitamiento por Xanthomonas en el campo, mientras que los plátanos transgénicos con inhibidores de la proteinasa de cisteína y los péptidos sintéticos ofrecen una mayor resistencia a las poblaciones de diversas especies de nematodos.
Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here