Hasta finales de 2016, para exportar, los productores de plátano de la región chiapaneca del Soconusco tenían que transportar su fruta a los puertos guatemaltecos de Puerto Barrios (a 585 km de Tapachula, en la costa Atlántica) y a Puerto Quetzal (a 275 km, en la costa Pacífica).
La naviera del gigante estadounidense Chiquita, Great White Fleet, hizo su primera escala en Puerto Chiapas en la segunda semana del pasado mes de enero.
Edgar Reyes, director de la Autoridad Portuaria Integral de Puerto Chiapas, explica en entrevista telefónica las ventajas del nuevo servicio: “El banano llega al patio del puerto y se inicia el proceso de refrigeración el mismo día que se corta. Antes había que pasar la frontera con Guatemala y recorrer centenares de kilómetros para llegar a los respectivos puertos. Ahora, la finca más lejana del puerto queda a 80 km.”
En opinión de Reyes, que el lapso entre cosecha y embarque sea mucho más corto hace que el plátano chiapaneco resulte más competitivo en el mercado internacional por precio, frescura y disponibilidad.
Plátanos durante todo el año
Al contrario de otros tipos de cosechas, el plátano es un producto con muy baja estacionalidad: según datos de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), la proporción mensual de la producción nacional anual fluctúa entre 6.8% y 10.1%. Esto hace que, desde una perspectiva logística, sea un producto muy atractivo porque implica movimiento durante todo el año.
“Tengo entendido que el contrato entre la transnacional y los productores es para diez años, con escalas las 52 semanas del año. Esto nos coloca en una posición nacional muy interesante para movimiento de carga refrigerada a nivel nacional”, explica Edgar Reyes.
El director del puerto afirma que aún no se han concretado cargas alternativas pero confía en que no tardarán en llegar: “El puerto de Hueneme no es tan conocido como los de Long Beach o Tacoma, pero está muy bien situado en el centro de la costa californiana. Además, hay mucha apertura por parte de la naviera para llevar carga que no sea plátano.”
El equipo comercial de Puerto Chiapas ya está hablando con productores de papaya, mango, rambután y productos secos como café que puedan tener interés en embarcar sus productos a California.
A pesar de que Puerto Chiapas ya forma parte del servicio semanal entre Centroamérica y Estados Unidos, el puerto mexicano aún no figura en los itinerarios en el la página web de la naviera. Hasta la fecha de publicación de esta nota, Great White Fleet no había contestado las solicitudes de contacto de TheInsight.mx solicitando más información sobre la nueva escala en Puerto Chiapas.
En un cuestionario por escrito, Eduardo Salvador, gerente de la Asociación Agrícola de Productores de Plátanos del Soconusco, explica que la escala chiapaneca del servicio semanal de Chiquita es una iniciativa conjunta de los productores y de la naviera. El proyecto tardó más de cinco años en consolidarse.
Los productores chiapanecos estiman que con este nuevo esquema de exportación, el ahorro de tiempo para que la fruta fresca llegue al mercado de destino es de siete días.
Al ser preguntado si el plazo de 10 años es común para este tipo de práctica, Eduardo Salvador confirma que es una práctica habitual: “Por la importancia y magnitud del proyecto y para que los actores que intervienen cuenten con el tiempo suficiente para lograr el retorno de la inversión, el desarrollo del proyecto y la consolidación de la zona productora.” Además se
El plátano mexicano: cifras de 2015
Según datos de la edición de 2016 del Atlas Agroalimentario de la Sagarpa, en 2015, los 5,000 productores mexicanos cosecharon 2.1 millones de toneladas de plátanos. Los estados que más produjeron fueron Chiapas (31% del total), Tabasco (26%) y Veracruz (14%) .
La quinta parte (21%) de la producción nacional es exportada. Estados Unidos fue el mayor comprador de plátanos mexicanos, acaparando algo más del 75% de la exportación, seguido por España y Países Bajos. En apenas cinco años, el valor de las exportaciones de plátano mexicano se ha triplicado: de 62 millones de dólares en 2011, a 181 millones de dólares en 2015.
En busca de nuevos mercados, los productores mexicanos tienen puestos los ojos en el mercado chino, a donde a principios de este año se enviaron dos contenedores de prueba de plátanos procedentes de Michoacán. La Sagarpa está trabajando con los autoridades chinas para cerrar el protocolo fitosanitario correspondiente.
Con una cosecha nacional de 2.1 millones de toneladas anuales, el equivalente de 2% de la producción mundial, México es el 12º productor del mundo. El primer productor de plátanos a nivel global era la India, donde se cortaron 27.5 millones de toneladas de plátanos, la cuarta parte de la producción mundial.
Sin embargo, en las estadísticas para 2015 elaboradas por worldstopexports.com, India apenas aparece en el vigésimo lugar de los exportadores (según el valor del total exportado). En esta lista, México ocupa el 17º puesto, con un 1,7% del valor total de los plátanos exportados a nivel global, mientras Ecuador acapara el 1r lugar con el 26,5% del total.
¿Cuánto, a dónde y cómo están exportando las tres regiones productoras?
Con los 250 contenedores de plátanos que los productores de la región chiapaneca del Soconusco embarcan cada semana en los navíos de Chiquita, Puerto Chiapas se convierte en el puerto mexicano que más plátanos exporta a nivel nacional.
En entrevista telefónica, Adrián Prats, presidente del Consejo Nacional de productores de Plátano y también dirigente de los productores tabasqueños, comenta que en este momento, el Puerto de Veracruz exporta unos 150 contenedores refrigerados de plátanos por semana.
A corto plazo, Prats estima poco probable que navíos con bodegas refrigeradas para el transporte de plátanos a granel vuelvan a hacer escala en el puerto tabasqueño de Dos Bocas, como se venía haciendo varias veces al año hasta 2013.
Los productores tabasqueños están trabajando con los grandes importadores europeos para que coordinen sus embarques de contenedores refrigerados y resulten viables escalas dedicadas en Dos Bocas de las navieras que pasan por el Puerto de Veracruz. Este esquema significaría un considerable ahorro en tiempo y costos de los 540 km del transporte terrestre al principal puerto jarocho.
El 80% de la exportación de la región se embarca en los servicios regulares entre Veracruz y Europa. La parte restante va hacia Estados Unidos (una parte vía terrestre) y a Asia.
De los datos proporcionados por Marco Antonio Magaña, gerente de la Unión Regional de Productores de Plátano del Pacífico Centro, que agrupa a productores de Colima, Jalisco y Michoacán, se desprende que del Puerto de Manzanillo salen cada semana un promedio de 60 contenedores refrigerados. El 73% va a Estados Unidos, el 19% a Europa (España, Francia, Inglaterra e Italia) y el 8% a Asia (Japón).
Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here