El titular del MEF descartó una recesión en la economía peruana tras El Niño Costero. Presentará proyecto de ley para elevar el déficit fiscal.

Ayer miércoles, el ministro de Economía y Finanzas Alfredo Thorne presentó en el Congreso unos indicadores positivos para sustentar un futuro rebote de la economía peruana a partir del segundo semestre de este año, cuando se encuentre el marcha el proceso de reconstrucción.

A diferencia de otros países que en la historia sufrieron los embates de la naturaleza, dijo, el Perú no ha caído en recesión y solo pasa por una etapa de desaceleración. El fenómeno El Niño Costero redujo 0.8 puntos porcentuales del PBI, indicó.

Colombia en 1999, Japón el 2011 y el propio Perú en 1998 cayeron en recesión. Incluso México el 2003 estuvo cerca. “Hasta el momento vamos salvándonos de la recesión. Nuestra curva de la economía será como una V, es decir primero nos vamos a desacelerar y luego nos vamos a reacelerar conforme vaya recuperándose el empleo y el gasto privado”, apuntó ante la Comisión de Economía del Congreso.

Thorne refirió que el FEN más parecido al de este año es el de 1925, debido a que en ese año la economía peruana se desaceleró hasta 2.4%, pero al siguiente trimestre rebotó 9.7%. En tanto, ese año la inversión pública se contrajo a 9.7%, pero al trimestre siguiente creció 20%.

En los fenómenos del Niño de 1983 y 1998 la economía tuvo rebotes menores de 3.6% y 1.5% al trimestre siguiente al desastre, respectivamente. El rebote en inversión pública también fue moderado en 1983 (0.8%) y mejoró en 1998 (10.5%)

Indicadores fiscales
Thorne señaló que en el corto plazo el Ejecutivo presentará al Congreso un proyecto de ley para elevar el déficit fiscal, pero será dedicado a la reconstrucción.

“Todavía estamos haciendo números, pero la idea es que haya un incremento adicional del presupuesto solo para atender reconstrucción. Muchos números se han dado e incluso algunos están totalmente fuera de los parámetros, pero la cifra oficial la haremos llegar próximamente”, apuntó Alfredo Thorne.

Además defendió el déficit fiscal de 2.6% logrado durante el 2016. “De no haber reducido el déficit fiscal a 2.6%, no tendríamos reacción. En 1983, el déficit llegó a 15%. Gracias a que redujimos gasto corriente, podemos responder”, señaló.

Estos fondos fiscales serían suficientes para atender la reconstrucción sin recurrir a emitir deuda.

Además de tener líneas de crédito con bancos de desarrollo internacionales, Thorne subrayó que el país tiene saldos de balance no utilizados de diversas entidades estatales por S/ 6,000 millones depositados en diferentes bancos mundiales que actualmente ganan intereses, aunque pocos.

Otro elemento de contingencia es el Fondo de Estabilización Fiscal (FEF), pero por precaución estos se guardarán “para enfrentar otros desastres”.

 

 

Fuente: Gestión | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here