La articulación del trabajo, entre los técnicos del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP) y personal de BanEcuador, mejoró la atención a los pequeños y medianos ganaderos y productores, al punto de aumentar la entrega de créditos a este segmento de la población.

Durante la rendición de cuentas de BanEcuador, Juan Cepeda, vicepresidente de la Corporación de Productores y Comercializadores Orgánicos Bio Taita Chimborazo (Coprobich), agradeció el trabajo realizado, ya que gracias a los técnicos conocieron las políticas de crédito, la que benefició a 541 socios dentro de la organización.

“A nombre de Coprobich agradezco a BanEcuador porque ha facilitado créditos para comprar a nuestros productores, especialmente ganado vacuno y otros productos. El pedido es que trabajemos con todos los agricultores, y así mismo seguiremos pidiendo crédito”, dijo el representante.

Las comunidades indígenas aspiran a seguir desarrollándose en áreas como artesanía, ganadería y producción de diferentes rubros.

268 técnicos en territorio visitan permanentemente a los pequeños y medianos agricultores y ganaderos, de las provincias que forman parte de la Coordinación Zonal 3 del MAGAP.

En Chimborazo, 43 técnicos agrícolas y 42 pecuarios cubren los diez cantones; en Cotopaxi 37 agrícolas y 36 pecuarios asisten a diario; en Tungurahua suman 38 agrícolas y 38 pecuarios, y en Pastaza 34 profesionales entre pecuarios y agrícolas.

Luis Santillán, migrante retornado al país, explicó que su presencia en la rendición de cuentas es para confirmar el trabajo que se realiza en el campo.

“Todos y cada uno de los funcionarios tienen esa capacidad, esa buena voluntad de dar atención al público, y a los aspirantes que se presentan en las diferentes oficinas de la entidad”, dijo.

Santillán destacó además el cambio radical. “Estamos muy contentos, no solo nosotros sino el público que se ha hecho presente a las oficinas de BanEcuador. Es un cambio total de atención y da satisfacción venir al banco porque somos bien atendidos y eso debe ir creciendo porque eso le dará bienestar a nuestro país”.

Agregó que los productores deben ir contentos porque saben que “BanEcuador es la banca del sector rural urbano marginal”

Arturo Daquilema, beneficiario de Alausí, en cambio, no dudó en expresar el peso de los préstamos en su vida cotidiana.

“Si es importante. Los funcionarios si me han echado una mano en la comunidad, y nosotros también por acá (asistiendo a las oficinas)”

 Él accedió a un préstamo para sembrar chocho, trigo, cebada. También para abonos, alquiler de máquinas.

Fuente: Magap | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here