La pesca ilegal No Declarada y No Reglamentada (INDNR) atenta a la sostenibilidad de los recursos del mar, afecta el precio en los mercados por la sobreoferta y obstaculiza el trabajo de los pescadores artesanales, expresa la Viceministra de Acuacultura y Pesca, Pilar Proaño.

En una entrevista con El PRODUCTOR. COM, la Viceministra Proaño, afirma que el mayor conflicto está en la pesquería de red de cerco de pelágico pequeño (peces de menor tamaño como la pinchagua) por parte de las embarcaciones industriales, al ser una práctica invasiva, captura especies no permitidas como la corvina y el pargo de ciclos reproductivos largos, cuya pesca está destinada para los pescadores artesanales. Según  Proaño se debe pensar en la sostenibilidad, debido a que ellos serían los primeros afectados por ser quienes viven del consumo y venta de estas especies.

Para esto se han desarrollado diversos mecanismos para combatir la pesca ilegal, tanto de embarcaciones extranjeras como nacionales; entre las medidas se encuentran: pedir documentación previa al ingreso de barcos de otras banderas con 72 horas de anticipación y realizar el monitoreo de embarcaciones que están ubicadas en prácticas ilegales con un listado que se utiliza a nivel mundial en las organizaciones de ordenamiento pesquero, explicó la funcionaria.

Destacó que actualmente se está desarrollando El Sistema Integrado de Acuacultura y Pesca (SIAP), el cual permite conocer en tiempo real lo que sucede con los recursos pesqueros mediante aplicaciones, lo que garantizaría la legalidad del producto ecuatoriano en los mercados nacionales y extranjeros.

Fuente: El Productor.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí