El productor José Zambrano, de Chone, asegura que el camarón criado en agua dulce tiene un mejor sabor que el criado en agua salada, es así que decidió construir varias piscinas tierras adentro donde la producción de este marisco está dando resultados positivos.

Aseguró que el camarón de Manabí es uno de los mejores del país, pues en la provincia hay mayor cantidad de horas luz, lo que permite la creación de algas, sumando la producción que se realiza en agua dulce,  incrementando así la cosecha de este marisco que tiene un gusto mejor que el criado con agua salada.
El camaronero manifestó que hace diez años empezó con la  crianza del camarón en agua dulce, y en la actualidad produce 100 quintales por hectárea,  cinco veces más que lo que se cosecha en las tradicionales camaroneras extensivas.
“Producir cinco veces más que en otras camaroneras trae buenos beneficios, además la producción en agua dulce es amigable con el ambiente, porque el agua la oxigenamos, la fertilizamos y queda apta para luego ser utilizada en los humedales, en riego, aunque yo la reutilizo nuevamente en otras piscinas, porque no utilizamos antibióticos, solo fertilizantes naturales ”, explicó.
Daniel Saltos, presidente de una asociación de camaroneros del sitio Barquero de Chone, coincide   con Zambrano. “Nosotros producimos en una hectárea hasta 20 quintales de camarón, y ellos allá en verdad producen más pero es porque la tierra es nueva, a la larga no producirán igual porque al principio, es decir años atrás, nosotros producíamos más por hectárea, pero ahora no tanto”, dijo.
Vinicio Vinuesa indicó que como consumidor de camarón prefiere adquirir el criado en agua dulce.
Fuente: El Diario | ElProductor.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí