La cooperativa de Producción Pesquera Artesanal Santa Rosa de Salinas, es otra de las organizaciones beneficiadas con el Proyecto Maricultura y Piscicultura para el Fomento Acuícola en el Ecuador, ejecutado por el Gobierno Nacional, a través del Ministerio Acuacultura y Pesca, que tiene como objetivo gestionar nuevas alternativas de producción para los pescadores artesanales del Ecuador.

Esta cooperativa de 96 socios, perteneciente a la provincia de Santa Elena, participa activamente en el cultivo experimental de Macroalgas Marinas (Kappaphycus alvarezii), especie sembrada en la caleta pesquera Santa Rosa, con la finalidad de obtener materia prima para la producción de carragenina (sustancia que se extrae de las algas para la fabricación de alimentos, etc).

Como parte del compromiso de co-ejecución entre esta cartera de Estado y el sector pesquero artesanal, técnicos de la Subsecretaría  de Acuacultura realizan acompañamiento para monitorear la evolución de Macroalgas Marinas, así lo señala María Emilia Cevallos, directora de Políticas y Ordenamiento Acuícola de la institución.

“Estamos desde territorio monitoreando la evolución del cultivo de algas para que, en un futuro, replicarlo en lugares de la costa ecuatoriana que cuenten con las condiciones para sacar adelante éste y otros proyectos que generan mayores ingresos a los pescadores artesanales”, señaló.

Miguel Macías Mendoza, presidente de la cooperativa de Producción Pesquera Artesanal Santa Rosa, manifestó que como organización están contentos por haber sido tomados en cuenta para el desarrollo de esta gestión.

“Los recursos pesqueros del mar se están agotando y hemos buscado alternativas que puedan sustentar con el tiempo al sector pesquero y a nuestras familias. Estamos motivados porque contamos con el apoyo de las autoridades encargadas de velar por nuestros intereses”, dijo.

La labor del cultivo se da mediante sistemas de balsas long line flotantes, compuesta de 20 celdas de 3 x 5 mts, donde se suspende las macroalgas durante 45 días. Luego se procede a la cosecha y almacenamiento. Para ello se coloca la especie en secadores solares en tierra, hechos de caña guadua, por un lapso de 3 a 4 días hasta alcanzar un 15 % de humedad, posteriormente son guardados en sacos etiquetados.

La zona donde se realiza el cultivo experimental está localizada en la caleta pesquera Santa Rosa del cantón Salinas, provincia de Santa Elena, en un área de concesión de 10 Has, otorgada por el MAP a través de la Subsecretaría de Acuacultura.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí