Foto internet
Aun cuando es temprano para cuantificar la producción de mango en la campaña 2017/2018 (floración se da en agosto-septiembre) esta se vería afectada por los daños registrados en los sistemas de riego a causa del fenómeno de El Niño Costero.
Así lo indicó el gerente general de la Asociación Peruana de Productores y Exportadores de Mango (APEM), Juan Carlos Rivera Ortega, quien detalló que los canales, compuertas y bocatomas han sufrido deterioros por las lluvias, por lo que habrá restricciones de riego en algunos campos.
“Si bien es cierto el Gobierno está realizando esfuerzos por recuperar toda la infraestructura de riego no podrá rehabilitar su totalidad este año, lo que afectará el riego de la fruta”, comentó.
Al respecto, señaló que el agua es importante para que haya una buena floración del cultivo así como para que el fruto crezca en tamaño. Agregó que las épocas del año en que las plantaciones de mango necesitan mayor riego son julio y noviembre.
Temperatura adecuada
Sin embargo, el gerente general de APEM  señaló que hay señales positivas en cuanto al clima, ya que se están registrando temperaturas entre los 15 y 30 grados, lo cual es beneficioso para la floración. “Es casi seguro que habrá floración porque justamente  las horas/frío son importantes para inducir la floración”.
En cuanto a las plantaciones, dijo que no han sufrido mayores daños por El Niño Costero, ya que el mango es un cultivo tropical que tiene las raíces profundas en la tierra.
En la campaña pasada (2016/2017) las exportaciones peruanas de mango alcanzaron su record, despachándose cerca de 158 mil toneladas (se enviaron 7.900 contenedores de 20 toneladas c/u).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here