Guardias que han vendido su renuncia para poder pagar las cuotas de su casa; negocios a punto de cerrar; calles semivacías aun los viernes y fines de semana; autos Chevrolet, Kia y hasta Hyundai Tucson IX cambiando de luces buscando una carrera.

Son solo unas cuantas señales de la iliquidez del Gobierno, otrora gastador del dinero que le llegaba por el excedente del precio del petróleo y que hoy se atolló en menos de $ 50, aunque firmas prestigiosas como JP Morgan le dan, hasta el 2018, apenas $ 45 por barril.

Otra señal de la crisis la mandó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC): la inflación (que supone un alza generalizada de precios) al consumidor estuvo en -0,14 % en julio. Es el segundo mes seguido de 2017 con un indicador en negativo (-0,58 % en junio). Pero en un año corrido (julio de 2016 y julio de 2017) hay seis meses en la misma situación.

“He buscado tres meses trabajo desde que negocié con la empresa para retirarme y pagar la deuda de mi casa con la liquidación, y sigo buscando pero no aguanto”, dice René, quien debe mantener a sus tres hijos y está dispuesto a hacer cualquier labor honesta con tal de ganarse la comida.

En peluquerías, restaurantes o almacenes la situación no es distinta. Llegan pocos clientes porque la gente no gasta. La prioridad es comer.

Eso hace que los precios bajen: lo hicieron también en julio, agosto, octubre y noviembre del año 2016.

La inflación anual promedio del año que corre es, de largo, la menor desde el 2007 (0,10 %). Esta situación es posible que se mantenga hasta el 2020, en línea con el petróleo.

Ocho grupos bajan de precio

La variación mensual de alimentos y bebidas no alcohólicas, en julio de 2017, fue de -0,73 %. El mes anterior este valor se ubicó en -0,32 %. En julio de 2016 fue de -0,28 %. De las 12 categorías, ocho registraron una caída de precios. Subieron salud, alojamiento, bienes y servicios y educación.

La cebolla bajó el 13 %

La cebolla paiteña, tomate, el arroz, cilantro, tallarines y fideos, queso de mesa, brócoli, helados, lechuga, televisores, cámaras fotográficas, teléfonos celulares, servicios de Internet, clases de deportes, guitarras, impresoras, entradas a discotecas, computadoras y otras bajaron de precio.

Machala, con efecto contrario

La capital de El Oro registró una inflación mensual de 0,23 %. En Ambato y Manta también subió. Cayó en Santo Domingo (-0,38 %), Quito (-0,27 %), Cuenca (-0,22 %), Esmeraldas (-0,21 %), Guayaquil (-0,13 %) y Loja (-0,01 % ).