Este sábado la parroquia Cojimíes, del cantón Pedernales, estará de fiesta y la corvina será la protagonista.

Se trata del festival internacional de pesca deportiva de la corvina y el robalo, un evento que tiene 17 años y que cada ocasión concita el interés de cientos de personas que llegan de todo el país, atraídos por la pesca de este delicioso pez.

El Gobierno Parroquial del Cojimíes junto con autoridades del Municipio de Pedernales realizaron en la oficina de la coordinación zonal 4 de Turismo, en Portoviejo, la presentación del festival.
Atractivo. Felipe Gallardo, presidente del GAD parroquial, dijo que este evento es un imán para el turismo, ya que muchos de los pescadores llegan atraídos por las ganas de capturar el mejor ejemplar y lo hacen acompañados de familiares y amigos. Así, esperan la presencia de unas 15.000 personas, mencionó.
Entonces, dijo, eso mueve toda la economía, por lo que habrán festivales de comidas típicas a base de pescados y mariscos y presentación de artistas.
Colón Andrade, vocal del GAD parroquial, añadió que quien pesque la corvina más grande se llevará un hermoso trofeo en madera que representa a la Diosa de la Corvina, además de mil dólares.
El pescador del mejor robalo lleva $500, mientras que un tercero de $300 es para quien logre la mayor cantidad de peces pequeños que luego debe devolverlos al mar.
Finalmente está el premio para el pez más raro, que recibe $200.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí