En Latinoamérica, las variedades de sandía tradicionales con más demandas son las de tipo Crimson diploides (con semillas) grandes. A pesar de la actitud conservadora tanto de los clientes como de los productores, OriGene Seeds tiene el convencimiento de haber cambiado el consumo de sandía, en particular en Colombia y Perú.

Para su sorpresa, los productores han descubierto que las nuevas variedades de OriGene Seeds tienen varias ventajas irrefutables que han ayudado a su aumento de popularidad.
Las ventajas son:

  • Raíces sólidas y fuertes. La nueva generación de semillas crea un enorme sistema de raíces que penetra en el suelo y ayuda a la planta a obtener agua, un bien preciado en Latinoamérica.
  • Mejor cobertura vegetal. Las plantas de las nuevas variedades son grandes, anchas y frondosas. Protegen a los frutos como si fueran un parasol y evitan las quemaduras solares.
  • Sabor y textura. Mayor sabor y textura más crujiente que las variedades tradicionales, según OriGene Seeds.

«La significativa alta calidad de nuestras nuevas variedades, sumado al intenso y cercano apoyo que estamos proporcionando a los productores en sus campos, nos ha diferenciado de otras casas de semillas que trabajan en Sudamérica», explica Juan José Muñoz Moreno, director de Marketing de la empresa en Latinoamérica.

Los productores colombianos y peruanos han descubierto las ventajas de OriGene Seeds y han respondido muy rápido al cambio, añaden desde la empresa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí