Mientras los más destacados y lo más destacado de la industria camaronera del Ecuador y mundo analizaba en Aqua Expo diversos temas, uno quedaba fuera: Ser intensivos o no.

El nuevo debate que sacude a los camaroneros del país es seguir con el modelo exitoso actual, el extensivo (de hasta 120.000 larvas por hectárea) o los semiintensivos, intensivos y superintensivos que llegan a más de un millón de animales.

Fernando Takamura, un empresario peruano que vive en Ecuador y que comercializa tierra de diatomeas que promueven la presencia de algas buenas en las piscinas, indica a Diario EXPRESO que el país no tiene por qué cambiar el sistema actual, que le ha permitido posicionarse en el mundo y que es diferente a todos.

Empresarios camaroneros revelaron a este Diario que el Gobierno, a través de la nueva ley de pesca, busca regular los cultivos semiintensivos e intensivos, modelos usados en Asia. Los primeros usan entre 350.000 y 500.000 larvas, y los segundos hasta un millón.

Se confirmó que en Huaquillas y Arenillas, en El Oro, hay inversiones de tierras adentro para este modelo. Takamura señala que los camaroneros están acostumbrados a recibir dinero constante y que ahora, por el excesivo frío, las producciones han bajado al igual que los ingresos. Es que hasta agosto incluso los precios del camarón estaban bajos. Recién se recuperaron este mes.

Y ven una opción para mejorar esos ingresos con el modelo asiático, que Takamura no comparte por varias razones. Una de ellas: es el causante de grandes mortalidades, es contaminante y pude hacer que Ecuador pierda su bien ganado prestigio.

“Un modelo como este debe ser manejado por un especialista acostumbrado a trabajar en él”, dice Juan Carlos Aguilar.

El debate es intenso, más cuando el camarón es la segunda fuente de la riqueza no petrolera del país.

El modelo intensivo

A FAVOR: más producción

Al sembrar más larvas se logra también una mayor producción de camarón. Países de Asia, como Vietnam, Tailandia, China, han logrado llegar a los primeros puestos como productores mundiales gracias a que tienen este sistema de producción.

EN CONTRA: un gran riesgo

Tener más animales implica riesgos de proliferación de enfermedades y bacterias. Es por eso que en Asia aparecieron, primero, los virus de la mancha blanca, la cabeza amarilla, o el reciente síndrome de mortalidad temprana, que diezman sustancialmente las cosechas.

Factores decisivos

Riesgos

Hay mayor contaminación

El Gobierno quiere un modelo sustentable, es decir, la degradación más rápida de los desechos y un control para que estos no vayan a los esteros, ríos, suelos. Para esto es necesario también menos consumo de productos inorgánicos. Los sistemas intensivos generan mayor contaminación.

Producto

No se logra buena calidad

Ecuador produce el mejor camarón del mundo, cosa que no se logra cuando hay más animales por hectárea. Fernando Takamura explica que es como lo que pasa en las granjas con miles de pollos, cuyo producto final es de mala calidad, de no tan buen sabor y exceso de grasa.

Controles

Más cuidado en las piscinas

Un cultivo bajo el sistema intensivo implica mayor control sobre algunos parámetros, dice Juan Carlos Aguilar, entre ellos: oxígeno, temperatura, alimentación. Es decir, más control de desechos y calidad del agua.

1 Comentario

  1. Ecuador tiene que posicionarse como pais ecologico con productos de alta calidad. Como primero nunca podra competir con los precios bajos de los paises asiaticos a largo plazo y aparte puede evitar muchos costos altos (enfermedades, contaminacion de sus recursos etc) en el futuro.
    Sigan el slogan «Mucho mejor si es hecho en Ecuador»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here